julio 14, 2017 Fisioterapia

La fractura de Colles es una fractura distal del radio (zona más cercana a la muñeca), extraarticular, con desplazamiento en dirección dorsal y acortamiento radial. Su incidencia es superior en mujeres, de entre 40 y 60 años, probablemente secundarios a cambios en la densidad ósea y a cambios hormonales. En pacientes jóvenes la causa suelen ser accidentes de tráfico y/o laborales, y pueden revestir una mayor gravedad por ser traumatismos de alta energía. El 90% de las fracturas se producen por caídas sobre la muñeca en extensión.

Durante el periodo de inmovilización, el miembro superior debe retirarse del cabestrillo varias veces al día con el fin de movilizar el codo y el hombro. Los dedos deben ejercitarse en flexión y en extensión. Una movilización precoz evitará las rigideces y algodistrofias. Se pueden realizar contracciones isométricas con puño cerrado. Deben evitarse las posiciones en declive y favorecer el retorno venoso.

La rehabilitación va encaminada a la recuperación funcional y de la movilidad articular, la reabsorción del edema y disminución del dolor; mediante movilizaciones, masaje de drenaje y diferentes técnicas analgésicas realizadas por el fisioterapeuta. También se emplean la magnetoterapia (efecto de remodelación, consolidación y formación de callo óseo), las corrientes analgésicas, corrientes de electroestimulación (en la última fase de rehabilitación van a potenciar la musculatura de alrededor de la fractura proporcionando mayor estabilidad en las articulaciones adyacentes).

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



julio 7, 2017 Salud

Los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

Aunque algunas personas que desarrollan verrugas genitales por infecciones con VPH tienen síntomas, otras pueden no sentirlos. Un profesional de la salud puede tratar o eliminar las verrugas. En las mujeres, el examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer. El Papanicolaou y el test del VPH son tipos de exámenes de detección del cáncer cervical.

El uso correcto de los preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar el VPH. Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH, incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer.

NIH: Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS, hacemos todo tipo de analíticas, incluido el de este virus.

PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



junio 30, 2017 Fisioterapia

“Tengo un dolor en el hombro, que me despierta por las noches”, “No llego a peinarme del dolor de hombro que tengo”. Estas son frases que los fisioterapeutas escuchamos a menudo en nuestras consultas. La mayoría de esas dolencias son producidas por una patología en un músculo muy importante en la articulación del hombro, que es el Supraespinoso.

El músculo Supraespinoso recorre la parte superior del hombro, insertándose en la zona superior de la cabeza del húmero. Forma parte del denominado manguito rotador, junto con los músculos infraespinoso, redondo menor y subescapular.

La función principal del Supraespinoso es la de separa el brazo, pero tiene un papel muy importante en la estabilización del hombro, junto con los otros músculos del manguito rotador. Concretamente el Supraespinoso, en su recorrido, pasa por debajo del Acromion (parte de la escapula que articula con la clavícula) y esto hace que sea más vulnerable a las lesiones, ya que los movimientos repetitivos de dicha articulación pueden dañar el tendón produciendo una tendinopatía o llegando incluso a producir un desgarro del mismo.

El síntoma principal de una tendinopatía de Supraespinoso es dolor en la cara lateral y superior del hombro, normalmente con una irradiación hacia el brazo o incluso el cuello. La pérdida de movilidad articular en los movimientos de abducción (separación del brazo del cuerpo), elevación del hombro y rotación interna, es un síntoma asociado a la patología. Pero la señal de alarma de esta lesión es el dolor nocturno, apoyarnos sobre el hombro mientras estamos durmiendo, produce episodios de dolor muy agudo, llegando a despertar al paciente.

Se produce en pacientes cuyo gesto de trabajo es repetitivo, llevando el brazo por encima de la cabeza, aunque la causa más común de la patología son los traumatismos laterales en el hombro.

Para el diagnóstico de esta lesión es necesario apoyo radiológico, tanto con una radiografía como una resonancia magnética o mejor aún, una ecografía que muestre el estado actual en el que se encuentra el tendón.

El tratamiento es común a los demás tratamientos de tendinopatías, siendo el tratamiento de elección por esta clínica la EPI. Haciendo llegar, mediante esta técnica realizada con control ecográfico, una corriente eléctrica, para conseguir una regeneración del tejido óptima.

Es importante acudir a un profesional para hacer un diagnóstico exhaustivo de su lesión, pudiendo así adaptar el tratamiento de la mejor forma posible a cada paciente, consiguiendo una recuperación mejor y en menos tiempo.

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es



junio 23, 2017 Fisioterapia

 

Es un buen momento para aclarar algunos errores frecuentes que se deben evitar, ya que prolongan los síntomas dolorosos y dan lugar a recuperaciones incompletas que facilitan la recaída.

Por suerte estos errores en el tratamiento de un esguince de tobillo son cada vez menos frecuentes, pero todavía se siguen dando, y me llegan muchas consultas al formulario de contancto relacionadas con este tema, por lo que espero que os sean de utilidad estas aclaraciones.

  • No hacer tratamiento es un error muy frecuente: bien pasar una temporada sin mover el pie, o estar mucho tiempo con dolor, tomando calmantes, poniendo hielo y poco más para aliviarlo. Al tiempo, por fin se pasa el dolor, y ya está, se da el esguince por curado. Incluso si el esguince es muy leve, una actuación así es un error, ya que lo más importante en el esguince es evitar la recaída, por lo que se necesita entrenamiento específico en la zona. Así se garantizará que la musculatura esté fuerte y lista para responder a otros estímulos que puedan lesionar la zona. Por lo tanto, en cualquier caso, recomiendo siempre ir al médico, puesto que un diagnóstico es necesario para poner el mejor tratamiento. Después, si queremos una recuperación completa, con menos riesgo de recaída y de que queden secuelas (dolor, hinchazón…) recomiendo acudir a sesiones de fisioterapia.
  • Otro error bastante frecuente es mantener una inmovilización fija durante demasiado tiempo. Por desgracia sigue ocurriendo que los esguinces leves-moderados se mantengan inmovilizados con una férula de yeso durante 15 días. Ya he escrito en vitónica sobre el tema, así que os invito a leer por qué no se debe inmovilizar con férula fija un esguince de tobillo. En resumen, los motivos son que no tiene una utilidad en la recuperación de la lesión. No ayuda a reducir el edema, la inflamación o el dolor, ya que es frecuente que se mantengan después de los 15 días con férula de yeso.
  •  

Además, mantener la férula aumenta la debilidad de la musculatura, y reduce la información propioceptiva que llega a la articulación. Obliga a caminar cojeando y con muletas o bastones. Todo esto lo que haces debilitar la zona, hacerla más frágil ante estímulos similares a los que provocaron la lesión, por lo que es frecuente la recaída. Puede ser al poco tiempo o a los años, pero ese tobillo queda propenso a sufrir lesiones.

Por lo tanto, un entrenamiento adecuado de tipo propioceptivo, unido a las demás técnicas que explicamos en el tratamiento fisioterápico del esguince de tobillo son la mejor fórmula para asegurarnos de que el esguince se cura rápido, bien y sin tendencia a recaer.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es

 



junio 16, 2017 Información actual

Los síntomas de la rotura y la contractura muscular son muy similares: una sensación de que la vaina de fibras se “encoge”, a la vez de que quema, y, normalmente, no puedes seguir corriendo. Pero pueden dar lugar a equivocaciones.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

En el caso de la contractura, el músculo simplemente se encoge, se forma una bola, pero no hay rotura fibrilar. Es lo que suele suceder tras una sobrecarga producida por un exceso de entrenamiento, y, con una o varias sesiones de masaje, esa contractura se suele “rebajar”.

Si, por el contrario, esa contractura es muy pronunciada, tal vez necesites cuatro o seis días de reposo, para que el fisioterapeuta pueda empezar a trabajar sobre ella, ya que en un primer momento, si la inflamación es muy grande, te dolería mucho, y por ello, en casos así, es mejor dejar unas horas para que dicha inflamación se rebaje.

Durante este espacio de tiempo es bueno el que, si puedes, vayas rodando suave. Así se incrementa la circulación sanguínea, el músculo entra en calor y el hematoma se suele rebajar.

¿Y SI HAY ROTURA?

Por el contrario, si hay rotura, quiere decir que por algún punto el músculo se ha roto, y un numero de fibras se ha “cortado”. En este caso el trabajo de masaje también es importante, normalmente al partir del segundo o tercer día, pero el atleta ha de asumir que no podrá correr hasta pasadas tres, cuatro o incluso cinco semanas, en función de grado de rotura fibrilar que haya padecido.

Diferencias entre contractura y rotura

Los síntomas de la rotura y la contractura muscular son muy similares: una sensación de que la vaina de fibras se “encoge”, a la vez de que quema, y, normalmente, no puedes seguir corriendo. Pero pueden dar lugar a equivocaciones

 

¿CÓMO DEBES RECUPERARTE?

Con masajes, desde el momento en que tu fisioterapeuta o tu masajista te lo aconseje, y con el binomio “frío-calor”, para que el flujo sanguíneo se revitalice y la inflamación se reduzca.

Deberías ponerte hielo sobre la zona afectada varias veces al día, por espacio de 10 minutos (a partir de ese tiempo el efecto positivo empieza a descender), y, posteriormente, puedes ponerte pomada antiinflamatoria o, en el mejor de los casos, árnica. Eso sí, el hielo no te lo pongas directamente sobre la piel. Ponte una bosla o un trapo entre el hielo y la piel para evitar quemaduras.

Es importante que no olvidemos cuál es la mejor medicina: la prevención. Por eso, cuando no tengamos lesiones, es importante que nos acordemos de estirar antes y después de cada entrenamiento, así como de ir al masajista, si es posible, una vez a la semana, o, cuanto menos, una vez cada dos, para que lleve acabo la preceptiva “descarga” muscular.

Y, sobre todo, debes tener paciencia. Las lesiones son parte de la vida del deportista, como lo son los récords, los fracasos, las malas carreras, las buenas, las victorias personales, etc.

En definitiva, en la vida del atleta, como en cualquier otro parámetro de nuestra existencia, hay momentos buenos y malos.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es



junio 9, 2017 ActualidadSalud

 

El uso de los Desfibriladores Cardíacos se está extendiendo más allá del ámbito hospitalario. Pues es un hecho que su uso precoz aumenta la supervivencia en pacientes con Parada Cardiorespiratoria y Arritmias Malignas.

Actualmente, su uso fuera del ámbito hospitalario y sanitario es casi exclusivo de miembros de seguridad y emergencias: policía, bomberos,…Eso sí, coordinados con los Servicios de Emergencias Sanitarias.

Pero debería ir extendiéndose al ámbito público. Eso sí, con previa formación en su uso de la población.

En el hogar se producen el 80 % de Paradas Cardiorrespiratorias ( PCR ). Y ya en EEUU está autorizada su comercialización para este uso a familiares de pacientes con riesgo de PCR ( previa formación ).

El curso natural es que se desarrollen Programas de Formación en su Uso Correcto a la población una vez su uso YA esté implantado dentro del propio sistema. Hecho que aun no se ha producido. Aunque va habiendo avances y concienciación de su utilidad. Y se va implantando en algunos lugares fuera del ámbito hospitalario y sanitario.

Desfibrilación Cardíaca Precoz

Consiste en el uso terapéutico de la corriente eléctrica liberada en gran cantidad en breve  periodo de tiempo. Es la transmisión de corriente eléctrica al músculo cardíaco a través del tórax abierto directamente o a través de la pared torácica. Es para poner fin a una Arritmia Maligna, asociada a : enfermedades cardíacas, infarto agudo de miocardio,…También a: electrocuciones,drogas, ahogamiento…

La Desfibrilación DESPOLARIZA temporalmente el corazón que late descoordinadamente. NO RESTABLECE el ritmo fisiológico normal, sino que INTERRUMPE LA ACTIVIDAD CAÓTICA deteniendo el corazón para posibilitar que tome el control el marcapasos natural del corazón ( nodo sinusal ).

Explicación: El corazón sano bombea sangre por un Impulso Eléctrico Intrínseco del nodo sinusal. Si éste falla, con desfibrilación externa responderá también. Pero a un impulso eléctrico extrínseco ( descarga eléctrica ) que despolarizará igualmente el miocardio, eliminando la arritmia maligna y recuperando la actividad normal.

La importancia de la desfibrilación precoz radica en que:

  1.      a) El 85 % de pacientes con PCR presenta TAQUIARRITMIAS VENTRICULARES MALIGNAS
  2.      b) La supervivencia es mayor cuanto más rápido se haga la desfibrilación.

 Desfibriladores DESA.

Hay desfibriladores manuales, automáticos y semiautomáticos. Estos últimos ( semiautomáticos ) son en los que nos centraremos: En los DESA ( Desfibrilador Externo Semiautomático ).

DESA: hay varios tipos, de distintas casas.

El DESA es un equipo técnico homologado para su uso según la legislación vigente. Como tecnología de apoyo en el seno de una Cadena de Supervivencia, siendo ésta la Sucesión de Acciones Necesarias para conseguir la Supervivencia en caso de Muerte Súbita.

Excepciones para su uso: lugares remotos. Donde la PCR es poco frecuente y donde la respuesta de grupos de rescate sea demasiado larga en tiempo.

El DESA se aplicará en el tórax, mediante palas o electrodos y:

  • Analizará el ritmo cardíaco
  • Identificará arritmias mortales beneficiarias de desfibrilación
  • Informa cuándo es necesario aplicar la descarga eléctrica ( no siempre )
  • Administra la descarga eléctrica

Tiene altos niveles de seguridad y SIEMPRE se usará dentro de la CADENA DE SUPERVIVENCIA ( sucesión de acciones necesarias para conseguir la supervivencia en casos de muerte súbita )

Hay DESA específicos para niños menores de 8 años y / o con menos de 25 kilógramos de peso corporal. Son DESA pediátricos. DEBERÁN USARSE EN NIÑOS. En DESA normales vienen a veces electrodos y llave pediátricos. Esta llave se inserta y el DESA actua con un programa infantil.

Secuencia de actuación con DESA

Aunque es necesaria una formación previa más específica, vamos a enumerar, a  Grosso Modo, los pasos a seguir en el uso del DESA ( es muy necesario que halla cerca un teléfono público para contactar con Emergencias Sanitarias).

  • Asegurar escena. Eliminar peligros para el paciente y el reanimador: sustancias inflamables, móviles, dispositivos eléctricos que puedan interferir, superficies metálicas bajo paciente, lluvia..
  • Comprobar estado de CONSCIENCIA del paciente con estímulo físico y verbal: preguntarle en voz alta cómo se encuentra y zarandearle por los hombros
  • Si no responde : Está INCONSCIENTE
  • Comprobar RESPIRACIÓN: Se descubre el tórax y tras facilitar la respiración ABRIENDO LA VÍA AÉREA ( tracción frente-mentón ) comprobar si el pecho se eleva y desciende. Si no respira: Activar Cadena de Supervivencia, solicitando AYUDA AL SERVICIO DE EMERGENCIAS MÉDICAS y pidiendo un DESA.
  • Iniciar mientras REANIMACIÓN CARDIO PULMONAR ( RCP ): 30 compresiones torácicas externas seguidas de 2 ventilaciones a ritmo de 100 compresiones / minuto. Seguir 2 minutos o hasta tener DESA.
  • Cuando tengamos el DESA:
  1. Encenderlo ( botón on / off ) y seguir sus indicaciones acústicas o visuales.
  2. Poner parches-electrodos en el pecho desnudo, seco y rasurado. En los parches se indica dónde colocarlos. En niños menores de 8 años ó peso inferior a 25 kilógramos usar electrodos pediátricos e insertar la llave pediátrica en el DESA.
  3. Conectar electrodos al DESA
  4. Cuando indica ANALIZANDO RITMO no tocar al paciente ( la RCP se suspende al aplicar DESA )
  • Si DESA NO RECOMIENDA DESCARGA seguir con RCP hasta que el paciente respire normalmente, lleguen servicios de emergencias o el reanimador / es quede / n extenuado / s.
  • Si DESA RECOMIENDA DESCARGA pulsar el botón ( normalmente con un rayo y luminiscente ). Aquí NADIE TOCARÁ AL PACIENTE.
  • Hecha descarga, seguir inmediatamente con RCR hata nuevo análisis del DESA. Seguir atento a sus indicaciones.
  • Seguir con la RCP hasta que el paciente respire normalmente, lleguen servicios médicos o los reanimadores queden extenuados.

Conclusión

El DESA salva vidas. Pero más cuando en España se consiga que el intervalo colapso-choque sea inferior a 5 minutos.

Como se ha dicho anteriormente, la RCP seguida de la Desfibrilación en pacientes con arritmia maligna dentro de los primeros 3-5 minutos de la PCR obtiene tasas de supervivencia del 50 % al 75 % en los afectados. Cada minuto de retraso disminuye la supervivencia al alta en un 7 %-10 %.

Los datos hablan por sí mismos. Es cuestión de tiempo la extensión del uso del DESA al ámbito público.

SIN OLVIDAR LA NECESARIA PREVIA FORMACIÓN DE LA POBLACIÓN.



junio 2, 2017 Actualidad

 

Quien no ha tenido alguna vez una pequeña “mancha” roja en el ojo?. Es peligroso?. Qué me pasa?.

Deciros que hay varios tipos de derrames oculares y según cual sea sus síntomas son diferentes. Estos son los principales síntomas:

Hemorragias subconjuntivales: En el ojo se apreciará una mancha roja cuyo tamaño puede ser muy pequeña o tan grande como para ocupar todo el ojo, concretamente la esclerótica, que es el área blanca del ojo. Por lo general este tipo de derrames no son dolorosos y uno no se da cuenta de que lo tiene si no se mira en el espejo o alguien le señala la rojez de su ojo. A veces sí que se siente cierta molestia, una sensación de sequedad o de tener algo dentro del ojo. No obstante, desaparece en cuestión de días.

Hemorragias en la córnea: Este tipo de derrames oculares sí que revisten gravedad y no siempre son perceptibles, sobre todo si el iris es oscuro. El dolor es evidente y constante y la sensación será como de presión. Además, se observarán otros síntomas como sensibilidad a la luz, visión borrosa e incluso hinchazón en el iris y al pupila.

Pese a todos estos síntomas no siempre somos capaces de detectar que estamos teniendo una hemorragia en la córnea. Un derrame subconjuntival no requiere de ningún tratamiento médico ya que la sangre irá desapareciendo poco a poco. Durante este proceso el ojo podría amarillearse débilmente pero no hay que preocuparse por ello. Por otro lado, la hemorragia corneal necesita una atención más profunda ya que de no emplear los tratamientos adecuados se podría llegar a perder el ojo.

Si creemos que estamos teniendo este tipo de hemorragias tendremos que ir al médico inmediatamente para que nos indique qué acciones debemos llevar a cabo. A menudo tienen que ver con mantener el ojo cerrado con parches y gasas, siempre sin ejercer presión; y mantener la cabeza elevada al acostarse, de manera que se favorezca el drenaje de la sangre. Habitualmente la afección desaparece de manera espontánea pero si es muy grave se necesitará extraer la sangre quirúrgicamente.

¿Cómo evitar el derrame ocular?

Con más frecuencia de lo que imaginamos es la negligencia la que produce estos derrames oculares. No utilizamos gafas de seguridad para protegernos, practicamos deportes de contacto sin precaución alguna… La única forma de evitarlo es ser cuidadosos con nuestros ojos y cuidarlos como el gran tesoro que son y  si notamos los síntomas que hemos señalado debemos acudir al médico.

Espero haberos aclarado algunas dudas sobre los tipos de hemorragias oculares, un saludo

Fernando Santa Isabel

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es



mayo 26, 2017 Salud

¿Qué es una hemorragia?

Una hemorragia es la pérdida de sangre que suele ser provocada por un traumatismo o heridas que provoca la salida de la sangre por sus conductos de transporte normal (arterias, venas y capilares), esta afectación puede llegar a ser realmente perjudicial e incluso podría causar la muerte de no ser tratada a tiempo y de la manera adecuada.

 

En este artículo nos vamos a centrar en cómo reconocer el tipo de hemorragia y cómo actuar ante ellas.

Tipos de hemorragias según el vaso sanguíneo roto:

  • Hemorragia arterial: Es la más peligrosa, la sangre sale a chorros según el ritmo cardiaco. De color rojo vivo y oxigenada, a veces incluso podemos ver pequeñas burbujas.
  • Hemorragia venosa: Es menos peligrosa, y no contiene oxígeno. Su color es más oscuro y la hemorragia es continua y sale con menos fuerza, nada de chorros.
  • Hemorragia intersticial o capilar: Se encuentra a nivel subcutáneo, y se manifiesta en forma de hematomas, equimosis o petequias.

Tipos de hemorragias según su manifestación y origen

Se pueden presentar los siguientes tipos:

Hemorragias externas.

Se deben a golpes o traumatismos que dañan la piel provocando heridas o fracturas. El sangrado de la piel o de tejidos más profundos como el músculo o el propio hueso, sale al exterior.

¿Cómo debemos de actuar ante una hemorragia externa?

  1. 1. Con presión directa sobre la herida: De la forma más higiénica posible intentamos taponar la hemorragia. Bien con la propia mano (usar guantes) o con alguna tela lo más limpia posible. Lo ideal sería usar gasas. A medida que se vayan impregnando de sangre, nada de quitarlas, sino que se irán añadiendo una encima de la otra.
  2. Con presión indirecta:Si la medida anterior no da resultado y el sangrado continúa añadiremos una presión indirecta sobre la arteria. Además si podemos, elevaremos el miembro para que la presión de la sangre en el lugar de la herida disminuya.
  3. Hacer un torniquete:Es la última opción, sólo se utilizaría como primer recurso en caso de amputación o cómo medida de atajo cuando existen muchos heridos. Con un trozo de tela enroscada de unos 10 cm de anchura, buscamos un punto medio entre la herida y el corazón y taponamos la arteria haciendo un nudo fuerte sobre la extremidad afectada.

Hemorragias internas.

Son la rotura de algún vaso sanguíneo en el interior de nuestro cuerpo. Si la sangre sale al exterior por algún agujero natural de nuestro cuerpo se denominan hemorragias exteriotipadas y son:

  •  Hemorragia nasal o epíxtasis. Nada de inclinar el cuello hacia atrás o usar algodones. Nuestra intención debe ser taponar la hemorragia con gasas y comprimir el tabique nasal con los dedos. Se deben a rotura de pequeñas venas o capilares, a traumatismos, a drogas, a objetos extraños, a cambios de presión o a crisis hipertensivas.
  • Hemorragia del oído u otorragia. Suelen ser graves. Dadas en traumatismos cráneoencefálicos, roturas del tímpano, o por introducir objetos extraños. Suelen ser unilaterales y son la única hemorragia que no se debe taponar. Pondremos a la víctima de lado sobre el oído hemorrágico y dejaremos que la sangre fluya al exterior.
  • Hemorragias a través de la boca. O bien pueden ser de origen digestivo (hematemesis) o respiratorio (hemóptisis). En la primera, la sangre suele salir durante el vómito “vómitos en posos de café”. El color es muy oscuro y el olor muy desagradable; sin embargo,  el color de la sangre en la hemóptisis es más claro y suele salir durante episodios de tos.
  •  Hemorragias rectales o rectorragia. La sangre sale al exterior a través del recto. Bien por una fístula anal, alguna almorrana, o por algún objeto extraño. Si la sangre aparece en heces, el origen es digestivo y se denominan melenas.
  • Hemorragias vaginales. Se dan en casos de menstruacciones abundantes y dolorosas (menorragia) o por causas que nada tienen que ver con la menstruación (metrorragia) como en embarazos ectópicos, abortos…

Síntomas de un paciente hemorrágico.

Los síntomas serán los siguientes:

  • Frío
  • palidez
  • sudoración
  • mareos
  • somnolencia y pérdida de conciencia.
  • Taquicardia, taquipnea e hipotensión.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es

 



mayo 23, 2017 Actualidad

SISTEMA FASCIAL
Seguro que alguna vez has oído hablar del SISTEMA FASCIAL o de las FASCIAS, pero no tienes muy claro qué es o qué importancia tiene dentro de nuestro cuerpo. A continuación vamos a explicar qué es una fascia, por qué se lesiona y cómo podemos tratar estas afecciones. Un tratamiento que permite abordar multitud de patologías, bien sean agudas o crónicas; mediante una valoración del sistema de fascias podemos determinar el origen de las lesiones que se manifiestan a distancia y tratar la causa inicial que provoca compensaciones.

¿QUÉ ES LA FASCIA?
La FASCIA es un tejido conectivo que envuelve los músculos, huesos y articulaciones, vísceras y estructuras nerviosas y vasculares, protegiendo y manteniendo la estructura del cuerpo UNIDO, dándole la forma que tiene. Al mismo tiempo que separa un compartimento para cada estructura, los une entre sí de forma que todas las fascias del cuerpo están unidas en una “red ininterrumpida”. Utilizando una analogía: si a un limón o naranja le quitamos la pulpa, queda un esqueleto de cáscara, un tejido similar a la fascia en el cuerpo humano, que al igual que un limón divide esas cavidades en forma de triángulo.

¿POR QUÉ LA FASCIA SE RETRAE?
Este tejido tiene un gran contenido en colágeno que puede sufrir acortamiento y endurecimiento (y con él, la estructura en la que está integrado) cuando determinadas fuerzas actúan sobre él. La acción de estos “traumatismos” producen restricciones en la movilidad de las fascias que desembocan en alteración de la función y consecuente aparición de dolor.
Además, el sistema fascial del cuerpo forma una RED ININTERRUMPIDA, la lesión en una parte de la fascia puede causar alteraciones en otras zonas distantes a través de las compensaciones que hace el cuerpo para recuperar su equilibrio y mantener sus principios de economía y no dolor. Considerando que el recorrido de la fascia es continuo, cualquier cambio estructural en una determinada parte del cuerpo genera restricciones en las partes distales.


Este cambio estructural de la fascia llamado “disfunción miofascial” puede producirse por diversos traumatismos de origen mecánico o emocional, de origen intrínseco o extrínseco como, por ejemplo, un golpe, una caída, una intervención quirúrgica, una menstruación dolorosa o una postura inadecuada. La disfunción miofascial no tratada correctamente y a tiempo, lleva al paciente a un círculo vicioso de tensión y espasmo muscular produciendo una disfunción orgánica y el dolor, suele ser un dolor sordo y difícil de ubicar y describir, y que con frecuencia es más intenso por la mañana, apareciendo con una cierta rigidez al despertar que va mejorando durante el día; se acompaña de dificultad para conciliar el sueño y para mantenerlo, fatiga e incluso con tendencias atópicas. La disfunción miofascial significa falta de una correcta función estabilizadora.

¿EN QUÉ CONSISTE LA LIBERACIÓN MIOFASCIAL?
La liberación miofascial es una TERAPIA DIRIGIDA A LAS FASCIAS, aunque indirectamente también actúa sobre otras estructuras del aparato locomotor. El principal beneficio de la liberación miofascial es que, al mantener el sistema fascial en buen estado y sin restricciones provocadas por los puntos gatillo miofasciales, aumentamos la movilidad de todos los tejidos del cuerpo, CONSIGUIENDO MAYOR MOVILIDAD ARTICULAR y MEJOR CIRCULACIÓN de todos los fluidos corporales. Todo esto consigue, a su vez, que consigamos ELIMINAR LAS TOXINAS que se quedan acumuladas entre las distintas capas fasciales de nuestro cuerpo.

RETENCIÓN DE LÍQUIDOS, la MALA CIRCULACIÓN sanguínea o la CELULITIS.
Asimismo, el hecho de eliminar los puntos gatillo miofasciales hace que se REDUZCA EL DOLOR LOCALIZADO y se gane en calidad de vida.
Y no podemos olvidar que ayuda a conservar y MEJORAR LA CORRECTA POSTURA CORPORAL, por lo que se presenta como una buena arma para la PREVENCIÓN DE LESIONES Y PROBLEMAS FÍSICOS que se achacan a una constante, incorrecta y dañina postura tanto en reposo como en movimiento.
La terapia de liberación miofascial también se presenta como adecuada en personas con diferentes enfermedades, como pueden ser: la fibromialgia, el lupus, la esclerodermia o la artritis reumatoide. También es efectiva en dolores articulares, contracturas, dolores menstruales, migrañas y jaquecas, traumatismos recientes, etcétera.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



mayo 19, 2017 Salud

En la actualidad existen más de 150 tipos del virus del papiloma humano (VPH). Sin embargo, sólo 20 provocan enfermedades en el ser humano, especialmente en al área genital. Las infecciones pueden provocar daños benignos, como verrugas o condilomas acuminados, y lesiones precancerosas y cánceres de cuello de útero, vagina, vulva y pene. Además, el VPH también está vinculado a otros cánceres, como el de ano y el de cabeza y cuello.

La infección por el VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente. Su prevalencia varía en función de la edad y de otras circunstancias epidemiológicas, como el momento en el que comienza una persona a mantener relaciones sexuales, el número de compañeros sexuales o la existencia de coinfección por otros patógenos, entre otros motivos”, explica Jackie Calleja, ginecólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

El especialista indica que esta enfermedad afecta en torno al 15-20 por ciento de las mujeres y que, de hecho, la prevalencia es mayor en chicas jóvenes (hasta los 25 años, aproximadamente de un 30 por ciento). Además, insiste en que “paradójicamente se observa un segundo pico de prevalencia de la infección por VPH en mujeres en torno a los 40-45 años, coincidiendo con un periodo en el que tienen nuevos compañeros sexuales o se produce la reactivación infecciones previas, por ejemplo”.

Aunque el VPH es muy frecuente, el conocimiento de la enfermedad por parte de la población todavía no es el adecuado, por lo que Calleja resuelve algunas de las dudas más frecuentes:

¿Cuáles son sus síntomas?

La infección por VPH no produce síntomas. Sin embargo, Calleja matiza que sí aparecen en el caso de que la mujer tenga verrugas virales/condilomas o si hay un caso de cáncer de cuello evolucionado. De ahí la importancia de la prevención primaria (vacunación) y en la transmisión del virus.

¿Cómo se transmite?

Es una infección de transmisión sexual ligada a conductas sexuales sin protección. Se transmite al existir contacto entre mucosas donde se halla integrado el virus (vagina, glande, mucosa anal, etc.).

¿Qué consecuencias tiene el VPH para la salud?

Calleja aclara que el VPH está implicado en lesiones premalignas en el cuello del útero, vagina, vulva y ano. Son las llamadas displasias. Éstas se diagnostican mediante una biopsia y, aunque no son un cáncer, requieren un seguimiento y en ocasiones un tratamiento de extirpación del área donde se localiza la lesión con el fin de evitar la progresión a un cáncer.

En el caso del cuello del útero se realiza la conización, que consiste en una biopsia ampliada y en forma de cono de la zona del cuello del útero donde se encuentra alojada la lesión.

“Cuando estas lesiones premalignas no se diagnostican y se dejan evolucionar sin seguimiento ni tratamiento alguno pueden dar lugar a un cáncer de cuello de útero”, insiste Calleja.

¿Cuáles son las conductas sexuales de riesgo?

Fundamentalmente todas las relaciones sexuales que se mantengan sin preservativo.

¿Se puede prevenir?

Sí, utilizando preservativo en las relaciones sexuales. El experto señala que la estabilidad en las parejas monógamas garantiza, por tanto, la ausencia de infección.

Además, la vacuna puede ayudar a prevenir la enfermedad.

¿Cuándo y por qué hay que vacunarse?

La vacunación contra el virus del papiloma humano es una estrategia recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y muchas organizaciones del ámbito científico y sanitario como la herramienta más eficaz y eficiente para erradicar la infección y las enfermedades que de ella derivan.

“Únicamente se conseguirán buenos resultados en la prevención de la infección y de las enfermedades producidas por el VPH cuando se alcancen coberturas vacunales adecuadas (por encima del 80 por ciento de la población diana al menos)”, indica. “La vacunación sistemática (incluida en el calendario vacunal pediátrico) en nuestra país comprende a niñas antes del inicio de las relaciones sexuales (por debajo de los 14 años), para así garantizar la máxima efectividad vacunal”.

Además, en países como Australia, Nueva Zelanda y Austria también se administra a los niños.

Por otro lado, el experto matiza que existen otros grupos de pacientes donde es claramente eficaz la vacunación como estrategia de prevención: en los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombre,s para evitar el cáncer de ano y pene, así como en las mujeres que han sido tratadas mediante la conización de lesiones de alto grado, para evitar recurrencias de la infección o infecciones por otros tipos de VPH que no hayan sido los responsables de la lesión ya tratada.

¿Puedo ponerme la vacuna si ya he mantenido relaciones sexuales? ¿Es eficaz?

El hecho de que una mujer haya mantenido relaciones sexuales no debe ser una contraindicación para no vacunar y tampoco es un hecho que disminuya la eficacia vacunal.

La prevalencia de la infección por VPH en mujeres menores de 25 años es de un 30 por ciento, aproximadamente. Esto significa que existe un 70 por ciento de las mujeres de esa edad que no han contraído la infección por VPH y que, por tanto, son candidatas a la vacunación como estrategia eficaz en la prevención.

Si ya he tenido VPH, ¿puedo tenerlo otra vez?

Haber padecido la infección por un tipo concreto de VPH en el pasado (aunque se haya eliminado por el sistema inmune), no garantiza que no se pueda volver a sufrir una nueva infección por el mismo tipo dado que la infección natural no protege frente a reinfecciones por el mismo tipo de VPH. La vacuna sería una estrategia eficaz para evitar reinfecciones por el mismo u otros tipos de virus en mujeres previamente infectadas por uno o varios tipos de virus incluidos en la vacuna”, especifica el especialista.

¿Qué tratamiento tiene?

No existe un tratamiento para la infección por el VPH. Calleja señala que el sistema inmune es el encargado de generar una respuesta celular y de producción de anticuerpos a niveles de las mucosas genitales que son los responsables de aclarar la infección por el virus. “Únicamente se tratan las lesiones en los tejidos producidas por el virus (conización del cuello del útero) o se aplica un tratamiento quirúrgico en el cáncer de cuello, de vagina o de vulva”.

En el caso de los hombres, ¿cómo les afecta el VPH?

En los hombres pueden aparecer lesiones premalignas y cáncer de pene. Además, en los varones homosexuales también se ha comprobado que participa en el desarrollo del cáncer de ano. Lógicamente, también puede producir verrugas virales o condilomas acuminados, al igual que en la mujer.

Mar Sevilla Martínez

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS,  hacemos todo tipo de analíticas, incluido el de esta infección.

PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados