rodilla-del-corredor.jpg

mayo 21, 2018 Salud

Los meniscos son dos fibrocartílagos de la rodilla que se sitúan entre el fémur y la tibia para aumentar la congruencia articular, facilitar el movimiento y favorecer el reparto de cargas de un hueso al otro. Uno se sitúa en la parte interna, es el menisco interno. Tiene forma de “C” y no es muy móvil. El menisco externo es más cerrado en forma más parecida a una “O”, y tiene mayor movimiento hacia delante y detrás cuando la rodilla se flexiona y extiende. En su parte posterior deja un ojal para el paso del tendón poplíteo. El menisco externo es más ancho y se sitúa sobre un platillo tibial convexo, no cóncavo como el interno. En algunos pacientes este menisco externo recubre completamente o casi completamente el platillo y recibe el nombre de menisco discoideo.

Las roturas meniscales son muy frecuentes y se conocen mucho mejor desde que se diagnostican y tratan porartroscopia. A grandes rasgos podemos dividir las roturas en traumáticas y en degenerativas. Las primeras son las típicas del deporte, aunque pueden producirse en cualquier movimiento de flexión y torsión de la rodilla. Son lesiones comunes en actividades profesionales como mineros, mecánicos, etc… En deportes como fútbol, baloncesto, balonmano, tenis y muchos más, la rotura de un menisco se asocia con frecuencia a lesiones de ligamentos, especialmente esguinces del ligamento lateral interno y rotura del ligamento cruzado anterior, que merecen un tratamiento especial.

La rotura degenerativa es más frecuente en personas por encima de los cuarenta años, que sin hacer deporte, en pequeños movimientos casuales, van deteriorando el menisco, generalmente el interno, provocando en algunas ocasiones roturas que dan lugar a síntomas, como dolor nocturno al girar la pierna, al estar mucho sentado o de pie, imposibilidad para arrodillarse o ponerse en cuclillas, y otros.

Las roturas meniscales agudas provocan dolor, inflamación y derrame articular, dificultad para flexionar o extender completamente la rodilla, e imposibilidad para realizar algunas actividades deportivas o recreativas.

El traumatólogo valorará si los síntomas de un paciente son debidos a las lesiones meniscales o a otros motivos, como tendinitis periarticulares, sinovitis, condropatias, artrosis o lesiones meniscales.

Debemos realizar radiografías de rutina ante un paciente con dolor de rodilla, preferiblemente en carga. Si son normales y hay alto índice de sospecha de rotura meniscal, solicitaremos estudio con resonancia magnética para confirmar el tipo de lesión y cuál será el mejor tratamiento.

En la fase aguda de dolor e inflamación las recomendaciones incluyen el reposo, un vendaje o rodillera elástica, el frío local, y la toma de analgésicos o antiinflamatorios.

Una vez confirmada la gravedad de la lesión se propone el tratamiento definitivo, que en lesiones meniscales completas y sintomáticas es siempre quirúrgico.

Antiguamente se quitaba el menisco entero que estaba dañado, por cirugía abierta, pero es una técnica desechada por los malos resultados que ha ofrecido a medio y largo plazo.

Actualmente la meniscectomía parcial por artroscopia es la intervención más habitual para tratar las roturas del menisco. Consiste en quitar la parte rota e intentar ahorrar el máximo menisco posible, siempre dejando un borde regularizado y estable.

En algunas roturas recientes, en gente joven y que afectan a la parte periférica del menisco, se puede suturar para evitar una extirpación prácticamente total del mismo.
El postoperatorio de la artroscopia es apenas doloroso, aunque recomendamos un reposo relativo y el uso de muletas durante unos días. Normalmente prescribimos una heparina de bajo peso molecular para prevenir fenómenos trombóticos en la pierna. La retirada de los puntos, que habitualmente son dos, se realiza entre una y dos semanas.

La vuelta al deporte y la actividad normal depende del tipo de rotura, de su tamaño y de las lesiones asociadas. En meniscectomías simples de la parte posterior del menisco la recuperación es rápida, caminando con normalidad en pocos días. En las suturas meniscales se limita la movilidad articular durante las primeras semanas y la rehabilitación es más lenta.

Normalmente preferimos que el ejercicio inicial no implique carga, de forma que la bici y la piscina son lo más recomendado. Deportes de carrera y giro deben esperar entre 6 y 12 semanas para ser practicados.

En el postoperatorio las complicaciones son excepcionales, pero si debemos recalcar un tipo de paciente que presenta una peor evolución, y es aquél de mediana o avanzada edad con una rotura del menisco asociada a artrosis de la rodilla. En ese caso, puede existir un deterioro durante unos meses de la funcionalidad de la rodilla, con aumento del dolor al caminar, que es debido fundamentalmente a la artrosis mencionada. Algunos de estos pacientes requieren procedimientos quirúrgicos mayores en el futuro.

En CLINICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS  nuestros especialistas tratan este tipos de lesiones antes y después de intervenciones quirúrgicas . También estamos especializados en tratar lumbagos, dolores de espalda, cervicales, descarga de piernas y todo tipo de lesiones.
Póngase en contacto con nosotros y le informaremos  (también whatsapp): 651 820 665 // 968 790 891


mayo 14, 2018 Salud

Tipos de dolor de espalda: lumbalgia, artrosis, hernia discal o ciática

Distintas afecciones o patologías provocan dolor localizado en la parte baja de la espalda. Algunas de ellas son la lumbalgia, el lumbago, la artrosis o la hernia discal. Otras, como la lumbociática o la ciática causan dolor no solo en la espalda sino también a lo largo de la pierna.

Lumbalgia o dolor de espalda baja

 

La lumbalgia es un dolor localizado en la parte baja de la espalda, a nivel de las vértebras lumbares, precisamente debajo de la última vértebra que sostiene el último par de costillas.

La lumbalgia puede ser aguda y durar solo unos cuantos días o, por el contrario, convertirse en una afección crónica y prolongarse durante tres meses o más.

Lumbago o dolor en la región lumbar

El lumbago es un dolor intenso localizado en la región lumbar. Por lo general, este dolor puede aparecer tanto en ambos lados de la columna como en uno solo y siempre como consecuencia de un “movimiento en falso“.

La artrosis produce dolor de espalda pero puede afectar a todo el cuerpo

La artrosis es una enfermedad crónica que evoluciona de manera lenta y sin manifestaciones graves. La artrosis aparece como consecuencia del desgaste de los cartílagos y puede afectar a todas las articulaciones del cuerpo.

La aparición de dolor en la parte baja de la espalda indica que la artrosis ha afectado a las vértebras lumbares.

Qué es una hernia discal y por qué causa dolor de espalda

Entre las vértebras de la columna existen unas almohadillas cartilaginosas llamadas discos intervertebrales. La función de los discos intervertebrales es permitir la flexibilidad de la columna vertebral y amortiguar la presión entre las vértebras.

La hernia discal, también llamada hernia de disco lumbar, es una deformidad que sobresale del disco intervertebral.

Qué ocurre cuando se tiene una hernia de disco lumbar

Entre las consecuencias de la hernia discal se encuentran la aparición de dolores lumbares si la hernia no tiene contacto con el nervio ciático.

En cambio, cuando la hernia llega a tocar una de las raíces del nervio ciático, se denominaráciática.

Qué causa la ciática o dolor en el nervio ciático

La ciática tiene su origen en la protuberancia de una hernia discal situada en uno de los dos últimos discos lumbares.

La hernia discal puede aparecer tanto entre las dos últimas vértebras lumbares (L4 y L5) como entre la última vértebra lumbar (L5) y la primera vértebra del hueso sacro (S1).

La hernia discal provoca dolor a lo largo del nervio ciático. Dicho dolor empieza en la zona del glúteo, baja por el muslo y llega hasta el pie.

Qué es la lumbociática

La lumbociática es una afección que produce dolor en la parte baja de la espalda y a lo largo de la pierna.

La lumbociática consiste en la irritación de las raíces del nervio ciático secundario debido a una lesión del disco intervertebral.

En Zafrilla Servicios Médicos, nuestros fisioterapeutas estamos especializados en tratar lumbagos, dolores de espalda, cervicales, descarga de piernas y todo tipo de lesiones,

Póngase en contacto con nosotros, le informaremos y pida cita: 651 820 665 // 968 790 891



mayo 7, 2018 Salud

“Tengo un dolor en el hombro, que me despierta por las noches”, “No llego a peinarme del dolor de hombro que tengo”. Estas son frases que los fisioterapeutas escuchamos a menudo en nuestras consultas. La mayoría de esas dolencias son producidas por una patología en un músculo muy importante en la articulación del hombro, que es el Supraespinoso.

El músculo Supraespinoso recorre la parte superior del hombro, insertándose en la zona superior de la cabeza del húmero. Forma parte del denominado manguito rotador, junto con los músculos infraespinoso, redondo menor y subescapular.
La función principal del Supraespinoso es la de separa el brazo, pero tiene un papel muy importante en la estabilización del hombro, junto con los otros músculos del manguito rotador. Concretamente el Supraespinoso, en su recorrido, pasa por debajo del Acromion (parte de la escapula que articula con la clavícula) y esto hace que sea más vulnerable a las lesiones, ya que los movimientos repetitivos de dicha articulación pueden dañar el tendón produciendo una tendinopatía o llegando incluso a producir un desgarro del mismo.
El síntoma principal de una tendinopatía de Supraespinoso es dolor en la cara lateral y superior del hombro, normalmente con una irradiación hacia el brazo o incluso el cuello. La pérdida de movilidad articular en los movimientos de abducción (separación del brazo del cuerpo), elevación del hombro y rotación interna, es un síntoma asociado a la patología. Pero la señal de alarma de esta lesión es el dolor nocturno, apoyarnos sobre el hombro mientras estamos durmiendo, produce episodios de dolor muy agudo, llegando a despertar al paciente.
Se produce en pacientes cuyo gesto de trabajo es repetitivo, llevando el brazo por encima de la cabeza, aunque la causa más común de la patología son los traumatismos laterales en el hombro.
Para el diagnóstico de esta lesión es necesario apoyo radiológico, tanto con una radiografía como una resonancia magnética o mejor aún, una ecografía que muestre el estado actual en el que se encuentra el tendón.
El tratamiento es común a los demás tratamientos de tendinopatías, siendo el tratamiento de elección por esta clínica la EPI. Haciendo llegar, mediante esta técnica realizada con control ecográfico, una corriente eléctrica, para conseguir una regeneración del tejido óptima.
Es importante acudir a un profesional para hacer un diagnóstico exhaustivo de su lesión, pudiendo así adaptar el tratamiento de la mejor forma posible a cada paciente, consiguiendo una recuperación mejor y en menos tiempo.
En Clínica Zafrilla Servicios Médicos en Yecla tratamos todo tipo de lesiones con los mejores fisioterapeutas profesionales, no dudes en consultarnos, te atenderemos de inmediato.


abril 30, 2018 Salud

El masaje es uno de los principales métodos de terapia manual que utilizamos en fisioterapia. Se basa en el amasamiento de los tejidos blandos con el objetivo de realizar una hiperemia, mejorando la circulación y liberación de sustancias de desecho, permitiendo una mayor relajación muscular, además del efecto analgésico que produce.

Efectivamente, el masaje es una herramienta más, no la única en nuestro trabajo.Cada  vez hay más conocimiento y técnicas que evitan que tengamos que realizar esfuerzo con nuestras manos, trabajo que agradeceremos a largo plazo.

BENEFICIOS Y EFECTOS DEL MASAJE

Los efectos que produce el masaje son en primer lugar mecánicos, y en segundo lugar por la acción neurorefleja en los exteroceptores (receptores cutáneos), propioceptores (músculos, tendones y ligamentos) y los receptores del sistema circulatorio.

Piel: La manipulación de la piel produce la liberación de la sustancia P, un neurotransmisor que produce vasodilatación local, conllevando un aumento de temperatura. El calor relaja los tejidos, aumentando la elasticidad de la piel.

Sistema circulatorio: Al estimular a piel mediante el masaje, se libera histamina y sustancias derivadas que viajan por el sistema sanguíneo y linfático por todo el organismo ejerciendo cambios en los tejidos. Se aumenta la circulación de la piel y músculos, producida también por la acción mecánica del masaje en los capilares. Esto beneficia también al retorno venoso, mejora los niveles de oxígeno y favorece la eliminación de desechos.

Todos estos procesos contribuyen a la relajación del cuerpo, baja el gasto y ritmo cardíaco, disminuye la presión sanguínea y aumenta el número de glóbulos rojos y blancos.

Sistema musculoesquelético: Es el objetivo principal del masaje. Al estimular los propioceptores se libera acetilcolina, que eleva la velocidad de transmisión de la excitación nerviosa a las fibras musculares. La temperatura aumenta por la liberación de la histamina, activando los procesos de glucogenólisis y gluconeogénesis. Esto se traduce en una reducción de la fatiga, una más veloz recuperación de la fatiga y en una actividad y coordinación muscular más efectiva al mejorar la capacidad de mantenimiento neuromuscular. El masaje también logra relajar los músculos con aumento de tono, que a su vez dejan de ejercer presión sobre los vasos linfáticos y sanguíneos, ayudando a la expulsión de histamina y adrenalina (elementos químicos causantes del cansancio muscular).

Sistema osteoarticular: Debido a la mejora del sistema circulatorio, se produce una mejora en la formación y circulación del líquido sinovial. El tejido conectivo (fascia, ligamentos) mejora su elasticidad con el aumento de temperatura, y todo esto añadido al efecto de relajación muscular producirá mejoras en el rango del movimiento articular.

Órganos internos: En los intestinos aumenta la motilidad gastrointestinal mecánicamente y por incremento del tono vagal. Una de las ramas del nervio vago se extiende por el tracto gastrointestinal controlando la secreción de la insulina y la glucosa, hormonas que intervienen en la absorción de nutrientes. Por eso el masaje mejora la nutrición y optimiza el proceso de digestión.

Sistema Nervioso: Favorece la capacidad para recibir estímulos por aumentar el umbral de excitación; excepto para el dolor, cuya percepción se disminuye. Está comprobado que el masaje incrementa las conexiones neuronales (sinapsis). Se aumentan los impulsos aferentes o sensitivos del sistema nervioso, dando una mejor respuesta eferente o motora hacia todo el organismo, con lo que también se logra una mejor conciencia corporal útil para una relajación optimizada y un aumento en la efectividad de las funciones del cuerpo. Además la masoterapia aumenta la actividad parasimpática y mejora las habilidades cognitivas y de aprendizaje.

Metabolismo: Como hemos hablado, el masaje aumenta la temperatura de la zona tratada, incrementando el flujo sanguíneo por vasodilatación aportando más oxígeno, mejorando así la actividad metabólica. Se producen también, cambios beneficiosos en el equilibrio de hormonas y neurotransmisores. Disminuye los niveles sanguíneos de cortisol (hormona del estrés) y el exceso de catecolaminas (relacionadas con la hipertensión arterial y el estrés). Disminuye los niveles sanguíneos de residuos de creatinquinasa tras el ejercicio. Aumentael nivel de serotonina, melatonina (regula los períodos de sueño) y endorfinas (la hormona “de la felicidad”).

Todos estos efectos se producen con el masaje. Evidentemente, es muy beneficioso para nuestros pacientes y creo que no debemos prescindir de ello. Por otro lado, debemos como siempre tener en cuenta a la persona que tenemos delante, y valorar si el masaje está indicado en su disfunción, ya que tiene algunas contraindicaciones:

  • Estados febriles
  • Procesos infecciosos
  • Enfermedades infecciosas o contagiosas de la piel
  • Inflamaciones agudas, con enrojecimiento, calor, dolor, aumento de la temperatura en la zona a tratar y limitación funcional (inflamación producida inmediatamente después de producirse un esguince). Pudiéndose tratar las inflamaciones crónicas como una tendinitis
  • Heridas abiertas
  • Hemorragias
  • Enfermedades tumorales, cancerosas y tuberculosas por peligro de diseminación
  • Fracturas y fisuras
  • Enfermedades vasculares o sospecha de ellas (flebitis, tromboflebitis)
  • Fases agudas de enfermedades reumáticas (ataque de gota, artritis aguda)
  • Ulceras internas
  • Quemaduras
  • ** En Zafrilla Servicios Médicos disponemos de profesionales totalmente preparados y formados.
  • No dudes en consultarnos sin compromiso, te informaremos en qué consiste el tratamiento y notarás los resultados desde la primera sesión.
  • *Dirección:
    Parque de la Constitución, 5 bajo – Yecla
    *Teléfonos (también whatsapp):
    651 820 665 // 968 790 891


abril 23, 2018 Salud

Las enfermedades cerebro-vasculares constituyen, en la actualidad, uno de los más importantes problemas de salud pública. Son la tercera causa de muerte en el mundo occidental, la primera causa de invalidez permanente entre las personas adultas y una de las principales causas de déficit neurológico en el anciano.

Atendiendo a su etiología, un ICTUS puede ser isquémico (tombótico o embólico) o hemorrágico. En ambos casos tenemos un resultado de daño cerebral por falta de riego sanguíneo (en el ICTUS hemorrágico tendremos, además, problemas derivados por compresión de estructuras cerebrales por la sangre extravasada)

Los SÍNTOMAS que pueden advertirnos de un posible accidente cerebro vascular leve, muy importantes para tenerlos en cuenta y prevenir un accidente más grave son:

-Mareos, dolor de cabeza brusco, intenso e inusual (suele ir acompañado de otros síntomas)
-Parestesias (hormigueos, zonas “dormidas”)
-Debilidad de un grupo muscular
-Desorientación
-Episodios breves de amnesia

El CUADRO CLÍNICO depende del área del cerebro dañada, por lo que puede ser variado. Podemos tener síntomas puramente sensitivos, puramente motores o combinación de ambos (sensitivomotores):

-Pérdida de fuerza o movilidad en un brazo y/o pierna, que puede acompañarse de parálisis de la cara (todo en el mismo lado del cuerpo: hemiparesia/hemiplejia)
-Dificultad para expresarse o entender lo que se le dice; lenguaje ininteligible (disartria, afasia)
-Dificultad o imposibilidad de caminar. Pérdida de equilibrio y coordinación
-Pérdida de la visión en uno o los dos ojos
-La depresión suele acompañar como una manifestación no física en casi el 50% de los pacientes que sobreviven a un ICTUS

La primera intervención ante un posible accidente cerebro-vascular (ACV) se realiza por personal médico: primeros auxilios, ya que lo más importante es asegurar la vida del paciente. Una vez resuelta la primera fase, cuando el paciente se encuentra estable, el tratamiento rehabilitador puede empezar incluso antes de que abandone el hospital. La fisioterapia en las primeras semanas es crucial para la recuperación del paciente, ya sea total o parcial, ya que pueden quedar secuelas.

TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN
Una vez abandonado el hospital, la REHABILITACIÓN en un paciente con daño neurológico se debe llevar a cabo por un equipo multidisciplinar (fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales) Los primeros meses tras el ACV son muy importantes de cara a reducir secuelas y recuperar el máximo posible de movilidad. Los fisioterapeutas trabajamos para restablecer el movimiento, la coordinación, el equilibrio, la marcha, buscando siempre la funcionalidad para que el paciente recupere sus actividades de la vida diaria. Se debe hacer una valoración inicial para comprobar el estado actual del paciente y poder establecer un tratamiento fisioterápico con objetivos a corto, medio y largo plazo, haciendo evaluaciones periódicas y ajustando el tratamiento a las variaciones y avances que vayamos encontrando en el paciente. Existen muchísimas técnicas de tratamiento a nuestro alcance, de manera que podemos adaptarnos a la necesidad de cada paciente en cada fase de su evolución.

Lo más importante en estos casos es una rápida intervención, ya sea para la detección de los síntomas y evitar que el ACV sea más grave, como para el tratamiento rehabilitador o fisioterapeuta para reducir secuelas.

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos, nuestros fisioterapeutas y profesionales tratamos este tipo de patologías y otras relacionadas, para la mejoría de nuestros pacientes y la prevención de riesgos mayores.

Póngase en contacto con nosotros y le informaremos  Telf 968790891 // whatsapp  651 820 665     zafrism@teleyecla.com

Parque de la Constitución Nº 5 bajo Yecla (Murcia)



abril 16, 2018 Salud

RIZARTROSIS DEL PULGAR

La artrosis de la articulación de la base del pulgar (rizartrosis) se produce por el desgaste o degeneración de la articulación de la base del pulgar (articulación trapecio-metacarpiana). Cuando el cartílago articular se lesiona se desarrolla la artrosis. Esto produce dolor en la articulación, inflamación de los tejidos que rodean la articulación y formación de osteofitos (salientes óseos en los márgenes articulares). El resultado es una articulación rígida y dolorosa, con su movilidad limitada.

La rizartrosis se debe a la degeneración de la superficie cartilaginosa de deslizamiento de los dos huesos que forman la articulación. En algunos pacientes, una inestabilidad subyacente de la articulación puede contribuir al desgaste del cartílago y conducir a la artrosis. Las personas con rizartrosis pueden tener artrosis en otras articulaciones de la mano o de otras partes del cuerpo, o puede ser la única localización.

La rizartrosis provoca dolor en la articulación que une el pulgar a la muñeca. Los síntomas incluyen inflamación y sensibilidad a la palpación. Algunas actividades como girar una llave, abrir un frasco, o asir objetos, pueden ser dolorosas. También puede haber dolor con los cambios de tiempo. Se puede apreciar una prominencia ósea o bulto sobre la articulación, y puede ser difícil extender el pulgar.

Para diagnosticar esta patología es conveniente que el paciente le explique al terapeuta cuándo aparece el dolor, las actividades que lo agravan, o alguna lesión previa del pulgar.

Las radiografías ayudarán a valorar la severidad de la artrosis. En la rizartrosis, puede haberse perdido el espacio articular, lo cual significa que puede haber inestabilidad o mala alineación de la articulación, y puede haber espículas óseas o calcificaciones de los tejidos blandos. Dado que muchos pacientes con rizartrosis tienen síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano, su médico puede realizar pruebas para descartar éste (mediante la exploración o estudios electrofisiológicos).

Los síntomas mejoran con frecuencia con tratamiento de fisioterápia así como con tratamiento homeopático . El uso intermitente de una férula de inmovilización ayuda a mantener la articulación en reposo, y los antiinflamatorios pueden disminuir el dolor y la inflamación. También puede ser útil un programa de ejercicios para fortalecer los pequeños músculos que estabilizan la articulación.

 

** En Zafrilla Servicios Médicos disponemos de profesionales totalmente preparados y formados para tratar esta patología

¡¡No dudes en consultarnos sin compromiso, te informaremos en qué consiste el tratamiento y notarás los resultados desde la primera sesión!! Además, nuestro experto en Terapia Homeopática también puede ofrecerte soluciones a este problema.

*Dirección:
Parque de la Constitución, 5 bajo – Yecla
*Teléfonos (también whatsapp):
651 820 665 // 968 790 891



abril 9, 2018 Salud

El dolor cambia con el tiempo

  • Los posibles cambios meteorológicos pueden ser interpretados en zonas muy específicas del organismo en forma de dolor.
  • Al caer la presión atmosférica, los tejidos en el organismo se expanden y si se trata de un lugar donde puede existir cierto grado de inflamación se podría generar cierto dolor.
  • Los cambios de temperatura también afectan a las personas que sufren migrañas.

 

La biometereología es, podíamos definir como,  “nueva ciencia” que intenta relacionar y estudiar efectos del clima sobre la salud.

Seguro que alguna vez habéis oído, me duele tal hueso, mañana llueve o la cicatriz de tal operación me tira un poco, va a cambiar el tiempo. Es decir los posibles cambios meteorológicos pueden ser interpretados en zonas muy específicas del organismo en forma de dolor. No penséis que estamos hablando de un fenómeno extraño  que se da en muy pocas personas. Según los expertos de estos temas casi un tercio de la población es meteorosensible.

¿Cuáles son las causas que hacen que algunas personas, bien por dolor en sus articulaciones o en cicatrices quirúrgicas pueden predecir un cambio en el tiempo atmosférico? Parece ser que una de las causas podría ser la reducción de la presión atmosférica. Una bajada de la presión atmosférica (presión que ejerce el aire sobre la tierra) suele preceder la llegada de un mal tiempo. Al caer la presión atmosférica, los tejidos en el organismo se expanden y si se trata de un lugar donde puede existir cierto grado de inflamación, como podría ser una fractura o una herida quirúrgica relativamente reciente, se podría generar cierto dolor.

En relación a los cambios de presión, debemos contarles que el cuerpo humano tiene una serie de receptores, que se llaman baroreceptores, que son unas terminaciones nerviosas sensibles a los cambios en la presión sanguínea, y que se localizan en los vasos sanguíneos y muy espacialmente en la zona en donde la aorta sale del corazón que tiene una forma de cayado de bastón y por eso se llama cayado aórtico. Estos receptores son sensibles a los cambios en la presión arterial y actúan para normalizarla.

Los cambios de temperatura también afectan a las personas que sufren migrañas. Se ha intentado buscar muchas explicaciones sobre este fenómeno. Una de las más frecuentes es que los cambios bruscos de temperatura afectan a la vasculatura, es decir a los vasos sanguíneos, y principalmente a las arterias que con el tiempo van perdiendo elasticidad. Otra explicación es que los cambios de temperatura afectan al estado de ánimo, y por lo tanto se reduce la liberación de un neurotransmisor que se llama serotonina. El aumento de serotonina en los circuitos nerviosos produce sensación de bienestar y relajación. Cuando los niveles de serotonina disminuyen, los vasos sanguíneos se dilatan, es decir sería como si se hincharan. La hinchazón de los vasos sanguíneos puede causar dolor.

Puede consultarnos en Clinica Zafrilla Servicios Médicos.
Situado en Parque de la Constitución Nº 5 Bajo Yecla (Murcia)
TELÉFONOS (también whatsapp): 651 820 665 // 968 790 891 o email zafrism@teleyecla.com


abril 2, 2018 Salud

PREVENIRLAS Y CURARLAS.

La mayoría de las lesiones por correr se pueden vincular de nuevo a cómo ejecutamos la técnica de correr. Gran parte de estas lesiones son corregibles, en forma relativamente barata de tratar, y utilizando soluciones a largo plazo para mantener nuestro cuerpo funcionando saludablemente por los próximos años.

En pocas palabras, hay un estándar de cómo tenemos que correr, y cualquier cosa fuera de esta norma podría llevarnos a una o más de estas cinco habituales lesiones:

  1. La fascitis plantar

Esta se manifiesta por un dolor desagradable en la parte inferior del pie que se vuelve especialmente fuerte cuando damos los primeros pasos en la mañana, el corredor a veces describen la sensación como si estuvieran caminando sobre cristales.

La fascitis plantar es una lesión que puede prolongarse durante temporada tras temporada si el origen no se trata por un fisioterapeuta. Hay dos causas principales de lesiones; un freno de movimiento repentino y por aplicar una pisada inadecuada. Cuando ocurren estas cosas, para manejar el estrés el tejido se ve obligado a moverse en direcciones para las que no está diseñado.

En este caso, la inflamación y el dolor se vuelven fuertes en la fascia plantar. Esto normalmente resulta en un dolor de talón, irradiándose luego donde el pie golpea el suelo.

La solución a largo plazo para la fascitis plantar

Para prevenir hay que mantener los pies debajo de su cuerpo y a aterrizar de forma adecuada al apoyar el pie en el suelo. La práctica de saltar la cuerda durante unos minutos todos los días es una forma sencilla de desarrollar un patrón de aterrizaje adecuado. Esto también mejorará la fuerza total del pie.

Y no olvidar de relajar las pantorrillas y el tendón de Aquiles con algunas técnicas de liberación miofascial. Céntrarse en el movimiento no el síntoma.

 

  1. Tendinitis del tendón de Aquiles

El tejndon de Aquiles son como los amortiguadores de un coche. Son los primeros en absorber el impacto antes de que el resto del cuerpo tome la carga.

Padecer una inflamación del tendón de Aquiles, se siente como un punto caliente en la parte posterior del talón. Cuando el pie está apuntando o flexionado, el tendón puede incluso hacer ruidos extraños. La causa es en general una mala técnica al apoyar el pie en el suelo, en la mayoría de los casos, se apoya primero el talón en el suelo afectando la zona. Aunque esto también puede ser el resultado de un excesivo empuje.

La solución a largo plazo para la tendinitis del tendón de Aquiles

Para corregir este problema y para que nunca más vuelva, se debe de aprender a dejar que los talones se apoyen suavemente en el suelo. Los pies sin tensionar y unos gemelos fuertes son dos factores importantes a la hora de mejorar el cuadro. Una vez que no hay más dolor, el clásico ejercicio es realizar unas cuantas series de saltos pequeños sobre el lugar (debemos despegar unos pocos cm y mientras avanzamos otro tanto) para empezar a aprender cómo liberar los talones.

  1. Dolor de rodilla (rodilla del corredor)

Encintar el tendón rotuliano (muchos corredores llevan una cinta alrededor de su pierna justo debajo de la rodilla) no va a resolver esta lesión molesta. Clasificado como un dolor justo debajo de la rótula que se refuerza después de estar largos periodos sentados e incluso duele al caminar hacia abajo o subir escaleras. Como veremos a continuación la “rodilla de corredor” es en realidad un tema completamente prevenible.

Lo más probable es que se produzca porque aterrizamos por delante de nuestro cuerpo, ya sea con la rodilla bloqueada o doblada (también llamado sobre-zancadas). Las rodillas no están diseñados para manejar ese tipo de carga. Es el resultado de la fuerza de reacción contra el suelo en forma innecesaria, y cuando se combina con cuádriceps acortados y un glúteo medio débil, es una receta para el desastre.

La solución a largo plazo para la rodilla del corredor

Aprender cómo caer y mantener los pies debajo de su cuerpo. Es muy probable que no logren hacer que sus pies toquen tierra con la suficiente rapidez. Aumenten la cadencia de sus pasos sin abrir tanto las piernas al correr.

  1. Dolor lumbar

¿Alguna vez has estado en la final de una maratón y los corredores se tropiezan doblados por el dolor de cintura?

Correr puede romper su postura y el dolor de espalda resultante puede aparecer instantáneamente. El dolor puede ser leve o severo, disparando a través del glúteo e irradiadiandose hacia la pierna. En algunos casos puede golpearte el día después de una larga carrera.

Una vez más se trata de una cuestión de cómo apoyamos el pie al frente del cuerpo, a veces junto con un exceso de rotación de la parte superior del torso. Cuando se rompe la postura natural de la columna en lugar de quedarse en una posición vertical agradable, la carga tiene que ir a alguna parte.

 

 

La solución a largo plazo para el dolor de lumbar

La conciencia y la percepción son las claves para la fijación de su técnica. En esta situación asegúrense de que sus isquiotibiales sean flexibles y comiencen un programa estratégico para fortalecer sus abdominales.

Disfrutad de toda una vida de entrenamiento libre de lesiones

Las lesiones comunes por correr ya no tienen que dejaros fuera de servicio y lejos del deporte que aman. Cuando se centran en solucionar el problema real, en lugar de los síntomas, la misma vieja lesión dejará volver.

Si ha identificado alguno de las lesiones arriba mencionadas o de cualquier síntoma (esguince, cervicalgia, epicondilitis, lumbagos) en Zafrilla Servicios Médicos podemos ofrecerle un tratamiento que le resulte favorable. Los resultados son evidentes desde las primeras sesiones!!!

TELÉFONOS (también whatsapp): 651 820 665 // 968 790 891 o email zafrism@teleyecla.com



marzo 26, 2018 Salud

 

La fibromialgia es un síndrome con muchos síntomas.

Es común que una persona con este padecimiento tenga algunos de los síntomas. Menos común es que todos los síntomas se manifiesten; sin embargo, un hecho es que no todo el mundo con Fibro tiene los mismos síntomas todo el tiempo.

Los síntomas pueden variar de día a día, año a año, o incluso minuto a minuto.

Sí. Lo sabemos. Es muy confuso. Pero pacientes con fibromialgia han reportado tener más de 200 síntomas que hemos recopilado en una lista.

Algunos de estos síntomas están relacionados y pueden ser diferentes maneras de describir el mismo síntoma desde diferentes perspectivas.

Las fuentes de esta lista incluyen lectores, amigos con Fibro, médicos, sitios web, libros, entre otros.

Estos síntomas no están destinados a ser un diagnóstico. Es importantísimo que siempre acudas a un médico si sientes que algo diferente está pasado con tu cuerpo.

El propósito de esta lista es ayudar a la gente a ser más consciente de las situaciones con las que las personas con fibromialgia lidian día con día, así como para proporcionar la mayor cantidad de información posible para que tu médico te ayude.

GENERAL

1. El nivel de actividad se redujo a menos del 50 por ciento
2. Manos y pies fríos (extremidades)
3. Tos
4. Antojos de comida alta en hidratos de carbono
5. Reacción retardada a la actividad física o los acontecimientos estresantes
6. Resequedad de los ojos o la boca
7. Edema
8. Familiares con fibromialgia
9. Fatiga agravada por el esfuerzo físico o estrés
10. Sensación frecuente de frío
11. Bochornos frecuentes
12. Suspiros frecuentes
13. Palpitaciones cardíacas
14. Ronquera
15. Hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre)
16. Aumento de la sed
17. Presión arterial baja (por debajo de 110/70)
18. Temperatura corporal baja (por debajo de 36 grados C)

DOLOR

19. Dolor de la pared abdominal
20. Dolor severo de cadera
21. Ardor o dolor de nervios
22. Dolor en el pecho
23. Dolor en la clavícula
24. Inflamación difusa
25. Dolor de codo
26. Dolor en el arco plantar o en el talón
27. Dolores que no desaparecen
28. Dolor de cabeza o migraña
29. Inflamación del cartílago de la costilla
30. Dolor en las articulaciones
31. Senos con grumos
32. Rigidez matutina
33. Dolor muscular
34. Espasmos musculares
35. Espasmos intestinales
36. Debilidad muscular
37. Dolor que va de moderado a grave
38. Dolor que se mueve alrededor del cuerpo
39. Parálisis o debilidad severa de un brazo o una pierna
40. Síndrome de las piernas inquietas
41. Dolor de costillas


NEUROLÓGICOS

42. Pérdida del conocimiento
43. Confusión mental
44. Síndrome de visión de túnel
45. Pérdida de equilibrio
46. Alucinaciones
47. Incapacidad para pensar claramente
48. Mareos
49. Intolerancia al ruido
50. Sensación de entumecimiento u hormigueo
51. Fotofobia (sensibilidad a la luz)
52. Convulsiones

PERCEPCIÓN

53. Chicar/golpearse con cosas
54. Caminar torpemente
55. Dificultad para mantener el equilibrio
56. Dificultad para medir distancias (al conducir, al caminar)
57. Desorientación direccional
58. Dejar caer las cosas con frecuencia

SUEÑO

59. Mayor energía a altas horas de la noche
60. Cambios en los horarios de sueño
61. Despertar frecuentemente
62. Dificultad para conciliar el sueño
63. Dificultad para permanecer dormido
64. Sueño excesivo
65. Estado de alerta nocturno
66. Quedarse dormido en momentos aleatorios y a veces peligrosos
67. Fatiga

VISION

68. Los puntos ciegos en la visión
69. Dolor en los ojos
70. Dificultad para enfocar
71. Cambios frecuentes en la capacidad de ver bien
72. Dificultad para conducir de noche

COGNITIVO

73. Perderse en lugares conocidos
74. Confusión
75. Dificultad para expresar las ideas con palabras
76. Dificultad de seguir la conversación (sobre todo si hay ruido de fondo presente)
77. Dificultad para seguir instrucciones
78. Dificultad para seguir instrucciones orales
79. Dificultad para tomar decisiones
80. Dificultad para mover la boca al hablar
81. Dificultad para prestar atención
82. Dificultad poner ideas juntas para formar una imagen completa
83. Dificultad para ordenar o seguir una secuencia correcta
84. Dificultad para reconocer caras
85. Dificultad para enunciar palabras conocidas
86. Dificultad para recordar los nombres de los objetos
87. Dificultad para recordar los nombres de personas
88. Dificultad para entender lo que se lee
89. Dificultad con la memoria a largo plazo

EMOCIONAL

90. Cambios de humor impredecibles y abruptos
91. Arrebatos emocionales
92. Ansiedad o miedo cuando no hay una causa obvia
93. Ataques de ira incontrolable
94. Disminución del apetito
95. Estado de ánimo depresivo

GASTROINTESTINAL

96. Calambres abdominales
97. Distensión
98. Disminución del apetito
99. Antojos
100. Estreñimiento frecuente

 

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos tratamos con nuestra Unidad Integral  del Dolor, tratamos la fibromialgia y otras patologías, como dolores crónicos, zonas de cervicales o lumbares.

Informate o pide cita en los telefonos 968790891 o 651820665

Estamos situados en:    Parque de la Constitución Nº 5 Bajo Yecla (Murcia)

zafrism@teleyecla.com        www.clinicayecla.es

Realizado por Jorge Camarena.



marzo 19, 2018 Salud

 

Artritis: ¿Sabemos controlarla? Lo cierto es que, aunque se trata de una de las patologías crónicas más frecuentes, dos de cada tres pacientes con cuentan con la suficiente información para controlar de manera adecuada su enfermedad. Dolor e inflamación son dos de los síntomas que caracterizan a la artritis reumatoide, más frecuente entre las mujeres.

Artritis: ¿Sabemos controlarla? Lo cierto es que, según datos médicos, dos de cada tres pacientes con artritis reumatoide no cuenta con la información suficiente para controlar adecuadamente los síntomas de una patología que, en casos severos o incorrectamente tratados, pueden mermar la calidad de vida de quien la padece. Se estima que en nuestro país entre 250.000 y 400.000 personas padecen artritis, una patología que afecta a las articulaciones y que llega acompañada de dolor e inflamación.

La artritis, pese a ser una de las patologías de las articulaciones más frecuentes, sigue arrojando dudas en los pacientes. Así lo ha puesto de relieve un amplio estudio con la participación de más de diez mil pacientes diagnosticados de artritis reumatoide de más de 40 países diferentes, RA: Join The Fight, Comprendiendo la Artritis Reumatoide. El estudio, llevado a cabo por la biofarmacéutica Abbvie y presentado por la Coordinadora Nacional de Artritis, Con Artritis, ha desvelado que dos de cada tres pacientes no controlan bien su enfermedad al no contar con toda la información necesaria.

Tanto el diagnóstico certero como el tratamiento son fundamentales para el control de la artritis reumatoide, una patología que puede mermar seriamente la calidad de vida de quien la padece. Estamos ante una patología autoinmune caracterizada por el deterioro de las articulaciones. En palabras de los especialistas se puede definir como un ataque del organismo, por error, a las articulaciones sanas. Una patología que además es más frecuente entre las mujeres.

El problema no reside tanto en reconocer los síntomas por los que acudir al médico. El dolor y la inflamación son los síntomas más comunes. Sin embargo, no todos los pacientes –más de un 40% según este reciente estudio- saben que el daño producido en las articulaciones es irreversible.

Además, aunque el dolor haya desaparecido o remitido esto no se traduce en que la enfermedad se haya frenado, por lo que el daño articular puede seguir avanzando. En un 20% de los casos los pacientes no saben que la artritis reumatoide puede ser incapacitante. Datos que permiten a los especialistas subrayar la importancia de que el paciente se implique al cien por cien en el control de la artritis.

Seguir un tratamiento adecuado y resolver con el médico todas las dudas posibles que nos puedan surgir es la manera más eficaz de controlar y retardar la progresión de la artritis. Un dato a tener en cuenta: el 89% de los pacientes que han participado en el estudio reconocieron saber lo importante que es controlar su enfermedad.

El estudio también arroja otros datos interesantes. Así, hay que destacar el papel que cumplen las asociaciones de pacientes, una de las principales fuentes de información y apoyo de los pacientes. No obstante, la gran mayoría de los pacientes –el 84% en el caso de España- recurre a su médico como principal fuente de información, seguida de un 35% que recurre a las asociaciones de pacientes-. A este respecto, los especialistas subrayan la importancia de estrechar la relación entre el médico y el paciente para mejorar el abordaje y manejo de la artritis. En la mayoría de los casos (un 43%), los pacientes solo acuden a la consulta del médico cuando lo consideran necesario, por ejemplo cuando necesitan una receta o cuando aparecen los episodios de dolor e inflamación.

 

** En Zafrilla Servicios Médicos disponemos de profesionales totalmente preparados y formados para tratar esta patología

¡¡No dudes en consultarnos sin compromiso, te informaremos en qué consiste el tratamiento y notarás los resultados desde la primera sesión!! Además, nuestro experto en Terapia Homeopática también puede ofrecerte soluciones a este problema.

*Dirección:
Parque de la Constitución, 5 bajo – Yecla
*Teléfonos (también whatsapp):
651 820 665 // 968 790 891


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados