octubre 27, 2017 ActualidadSalud

El Síndrome de Text Neck es una nueva “enfermedad tecnológica” que se produce por el uso inadecuado y prolongado de teléfonos celulares, tabletas y portatiles. La Asociación Civil ALPI, entidad que se dedica a la rehabilitación neuromotora, ofrece una serie de consejos que ayudan a prevenirla. De qué se trata y como cuidarse.

Text neck es lo que se conoce como una “enfermedad tecnológica” causada por inclinar el cuello hacia adelante repetidas veces y por tiempo prolongado para escribir mensajes de texto en celulares. Esto puede generar dolor y rigidez cervical, mala postura, dolor de espalda, cefaleas y tendinopatías, entre otras patologías.

Según un estudio publicado por la CBS News, los seres humanos pasamos de dos a cuatro horas con el cuello inclinado debido al uso del smartphone. Esto equivale a 700 a 1.400 horas al año.

La cabeza de un adulto pesa entre cuatro y cinco kilos, pero al inclinarla unos 60 grados para mirar la pantalla del celular, le pone una presión de casi 30 kilos a las vértebras cervicales.

Por ello, se comprobó que el “text neck” puede generar disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético a nivel cervical. Si a lo largo del tiempo la columna vertebral no trabaja bien, se puede alterar la alineación articular y provocar: hernia discal, cervicoartrosis, contracturas, dolor de cabeza y espalda.

Cómo si fuera poco, el exceso de uso del dedo pulgar a la hora de escribir en el celular puede generar estrés articular, Tenosinovitis de Quervain (una inflamación de la envoltura de la vaina del tendón abductor largo y del extensor corto del pulgar, que sucede al pasar por el túnel a nivel del estiloides radial) y Rizartrosis del pulgar (una artrosis muy típica de las mujeres que cosían).

 

Qué hacer para evitar esta “enfermedad”.

-Situar la pantalla del celular, tablets y laptop en una ubicación ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutra y no flexionada. Mantener una postura sin forzar y sentarse de forma adecuada.

-Para prevenir patologías tecnológicas, se recomienda utilizar más de las notas de voz en vez de enviar siempre mensajes de texto; usar las dos manos para escribir e intentar situar la muñeca en una posición neutra.

-En el caso de los portatiles, es importante ubicar el teclado y el ratón de manera que no se cierre la muñeca, apoyar los antebrazos y utilizar un almohadón bajo la muñeca: el teclado debería estar a un nivel inferior a la altura de los codos. También se recomienda descansar aproximadamente cada 30 minutos y realizar estiramientos activos de la muñeca para prevenir lesiones.

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es


paracetamol.jpg

¿Qué me tomo, Paracetamol o Ibuprofeno?

 

Empiezo por deciros que ambos, son los analgésicos más comunes, y en demasiadas ocasiones se usan para lo mismo, aunque realmente son medicamentos diferentes y funcionan de forma diferente.

El paracetamol:

El paracetamol es un analgésico y antipirético, y se usa para reducir el dolor y la fiebre.

El uso común del paracetamol suelen ser dolores típicos como el dolor de cabeza, dolor de muelas, quemaduras o fiebre. Además tiene efectos secundarios mínimos, por lo que es seguro su uso en adultos y niños. Puede llegar a ser tóxico, pero necesita unas 10 veces la cantidad normal recomendada para llegar a tal punto.

Puede tomarse de forma segura junto a otros medicamentos, como los antibióticos u otros fármacos usados en el resfriado común, como los antitusígenos (medicamentos para reducir o mejorar la tos), y necesita entre 45 y 60 minutos para hacer su efecto tras la primera dosis, hay que ser pacientes. Además, su efecto sobre el dolor dura unas cuatro horas.

Como no es antiinflamatorio, el dolor asociado a inflamación o lesiones corporales no se reducirá de forma tan efectiva, en comparación al ibuprofeno.

El paracetamol no lesiona al estómago, pero puede afectar al hígado, por lo que su uso en personas con problemas hepáticos no es recomendado.

El Ibuprofeno:

El ibuprofeno es analgésico, antipirético y antiinflamatorio y puede usarse en casos de dolor asociado a inflamaciones o lesiones corporales, además de situaciones con fiebre alta.

En el caso del ibuprofeno con arginina, como es el caso del Espidifen, este actúa hasta 3 veces más rápido, ya que la arginina es un aminoácido que acelera la absorción del ibuprofeno.

Es más eficaz en dolores musculares y lesiones corporales donde existe una inflamación como factor clave, y al contrario que el paracetamol, tiene efectos secundarios negativos como el malestar estomacal o el aumento del riesgo cardíaco en aquellas personas que ya sufren alguna enfermedad del corazón previa.

En este último punto podemos observar en todos los prospectos de ibuprofeno advierte lo siguiente:

“…se pueden asociar con un moderado aumento del riesgo de sufrir ataques cardiacos (“infartos de miocardio”) o cerebrales. Dicho riesgo es más probable que ocurra cuando se emplean dosis altas y tratamientos prolongados. No exceda la dosis ni la duración del tratamiento recomendado.
Si usted tiene problemas cardiacos, antecedentes de ataques cerebrales, o piensa que podría tener riesgo para sufrir estas patologías (por ejemplo, tiene la tensión arterial alta, sufre diabetes, tiene aumentado el colesterol, o es fumador) debe consultar este tratamiento con su médico o farmacéutico.
Asimismo este tipo de medicamentos pueden producir retención de líquidos, especialmente en pacientes con insuficiencia cardiaca y/o tensión arterial elevada (hipertensión).”

El ibuprofeno, si se toma de forma diaria durante más de dos semanas consecutivas, puede agravar situaciones como úlceras estomacales o quemaduras en la mucosa intestinal, por lo que debe tomarse junto a alimentos, por sus efectos a nivel estomacal.

 

El ibuprofeno hace efecto a los 30 minutos de la primera toma, y puede durar hasta seis horas después (en comparación a los 45-60 minutos de espera del paracetamol y las 4 horas de este), y al tratarse de un antiinflamatorio puede interactuar con el sistema de coagulación sanguínea, dando lugar a que los pacientes con heridas grandes o hemorragias importantes no se curen correctamente. El paracetamol no tiene efectos a este nivel, por no ser antiinflamatorio.

El paracetamol y el ibuprofeno reducen el dolor y la fiebre, aunque el ibuprofeno es más rápido, más potente (por ser antiinflamatorio) y dura más tiempo, pero también tiene más efectos secundarios que el paracetamol. Ambos son seguros, pero no deben usarse a la ligera.

 

Cualquier duda consultar con vuestro médico de cabecera. Espero que os sirva.

Fernando Santa Isabel

 

 


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados