febrero 1, 2017 Salud

PREVENIRLAS Y CURARLAS.

La mayoría de las lesiones por correr se pueden vincular de nuevo a cómo ejecutamos la técnica de correr. Gran parte de estas lesiones son corregibles, en forma relativamente barata de tratar, y utilizando soluciones a largo plazo para mantener nuestro cuerpo funcionando saludablemente por los próximos años.

En pocas palabras, hay un estándar de cómo tenemos que correr, y cualquier cosa fuera de esta norma podría llevarnos a una o más de estas cinco habituales lesiones:

  1. La fascitis plantar

Esta se manifiesta por un dolor desagradable en la parte inferior del pie que se vuelve especialmente fuerte cuando damos los primeros pasos en la mañana, el corredor a veces describen la sensación como si estuvieran caminando sobre cristales.

La fascitis plantar es una lesión que puede prolongarse durante temporada tras temporada si el origen no se trata por un fisioterapeuta. Hay dos causas principales de lesiones; un freno de movimiento repentino y por aplicar una pisada inadecuada. Cuando ocurren estas cosas, para manejar el estrés el tejido se ve obligado a moverse en direcciones para las que no está diseñado.

En este caso, la inflamación y el dolor se vuelven fuertes en la fascia plantar. Esto normalmente resulta en un dolor de talón, irradiándose luego donde el pie golpea el suelo.

La solución a largo plazo para la fascitis plantar

Para prevenir hay que mantener los pies debajo de su cuerpo y a aterrizar de forma adecuada al apoyar el pie en el suelo. La práctica de saltar la cuerda durante unos minutos todos los días es una forma sencilla de desarrollar un patrón de aterrizaje adecuado. Esto también mejorará la fuerza total del pie.

Y no olvidar de relajar las pantorrillas y el tendón de Aquiles con algunas técnicas de liberación miofascial. Céntrarse en el movimiento no el síntoma.

 

  1. Tendinitis del tendón de Aquiles

El tejndon de Aquiles son como los amortiguadores de un coche. Son los primeros en absorber el impacto antes de que el resto del cuerpo tome la carga.

Padecer una inflamación del tendón de Aquiles, se siente como un punto caliente en la parte posterior del talón. Cuando el pie está apuntando o flexionado, el tendón puede incluso hacer ruidos extraños. La causa es en general una mala técnica al apoyar el pie en el suelo, en la mayoría de los casos, se apoya primero el talón en el suelo afectando la zona. Aunque esto también puede ser el resultado de un excesivo empuje.

La solución a largo plazo para la tendinitis del tendón de Aquiles

Para corregir este problema y para que nunca más vuelva, se debe de aprender a dejar que los talones se apoyen suavemente en el suelo. Los pies sin tensionar y unos gemelos fuertes son dos factores importantes a la hora de mejorar el cuadro. Una vez que no hay más dolor, el clásico ejercicio es realizar unas cuantas series de saltos pequeños sobre el lugar (debemos despegar unos pocos cm y mientras avanzamos otro tanto) para empezar a aprender cómo liberar los talones.

  1. Dolor de rodilla (rodilla del corredor)

Encintar el tendón rotuliano (muchos corredores llevan una cinta alrededor de su pierna justo debajo de la rodilla) no va a resolver esta lesión molesta. Clasificado como un dolor justo debajo de la rótula que se refuerza después de estar largos periodos sentados e incluso duele al caminar hacia abajo o subir escaleras. Como veremos a continuación la “rodilla de corredor” es en realidad un tema completamente prevenible.

Lo más probable es que se produzca porque aterrizamos por delante de nuestro cuerpo, ya sea con la rodilla bloqueada o doblada (también llamado sobre-zancadas). Las rodillas no están diseñados para manejar ese tipo de carga. Es el resultado de la fuerza de reacción contra el suelo en forma innecesaria, y cuando se combina con cuádriceps acortados y un glúteo medio débil, es una receta para el desastre.

La solución a largo plazo para la rodilla del corredor

Aprender cómo caer y mantener los pies debajo de su cuerpo. Es muy probable que no logren hacer que sus pies toquen tierra con la suficiente rapidez. Aumenten la cadencia de sus pasos sin abrir tanto las piernas al correr.

  1. Dolor lumbar

¿Alguna vez has estado en la final de una maratón y los corredores se tropiezan doblados por el dolor de cintura?

Correr puede romper su postura y el dolor de espalda resultante puede aparecer instantáneamente. El dolor puede ser leve o severo, disparando a través del glúteo e irradiadiandose hacia la pierna. En algunos casos puede golpearte el día después de una larga carrera.

Una vez más se trata de una cuestión de cómo apoyamos el pie al frente del cuerpo, a veces junto con un exceso de rotación de la parte superior del torso. Cuando se rompe la postura natural de la columna en lugar de quedarse en una posición vertical agradable, la carga tiene que ir a alguna parte.

 

 

La solución a largo plazo para el dolor de lumbar

La conciencia y la percepción son las claves para la fijación de su técnica. En esta situación asegúrense de que sus isquiotibiales sean flexibles y comiencen un programa estratégico para fortalecer sus abdominales.

Disfrutad de toda una vida de entrenamiento libre de lesiones

Las lesiones comunes por correr ya no tienen que dejaros fuera de servicio y lejos del deporte que aman. Cuando se centran en solucionar el problema real, en lugar de los síntomas, la misma vieja lesión dejará volver.

Si ha identificado alguno de las lesiones arriba mencionadas o de cualquier síntoma (esguince, cervicalgia, epicondilitis, lumbagos) en Zafrilla Servicios Médicos podemos ofrecerle un tratamiento que le resulte favorable. Los resultados son evidentes desde las primeras sesiones!!!

TELÉFONOS (también whatsapp): 651 820 665 // 968 790 891 o email zafrism@teleyecla.com



enero 19, 2017 Salud

El espolón calcáneo y la fascitis plantar

Como ya sabemos, un espolón calcáneo es una formación ósea que se presenta en la planta del pie; para ser más específicos: en el área del talón del pie.

El espolón calcáneo es una condición común que no suele complicarse y que por lo general no presenta síntomas si el paciente no desarrolla una fascitis plantar.

La fascia es en un tejido resistente que se forma en la planta del pie, es de forma triangular y se inicia en el talón. La fascia es la responsable de que el pie tenga forma de arco, además de ayudar a proteger al pie de golpes absorbiendo los impactos cotidianos a los que está sometido.

El espolón calcáneo es el resultado de varias conductas o factores que en ocasiones son difíciles de prevenir. Cuando un pie presenta problemas de alineamiento, sufrirá problemas de fricción, lo cual traerá consigo signos de hinchazón y dolor (fascitis plantar). No obstante, estos síntomas también pueden estar asociados a otras condiciones como la artritis inflamatoria, gota, infecciones, lesiones o algún otro trastorno nervioso.

Causas

Las principales causas del espolón calcáneo incluyen las rutinas físicas muy agitadas que ejercen una presión demasiado agresiva o contínua, cómo practicar running, permanecer largos periodos de tiempo de pie y/o utilizar zapatos con tacones.

Esta condición puede afectar a cualquiera, aunque es más común en deportistas y mujeres por los factores de riesgo antes mencionados; además de en las personas con deforminades hereditarias o por lesiones en el pie.

Otras causas:

– El sobrepeso y tener una pierna más larga que otra también pueden ser causa de espolón cálcaneo.

– Las personas que sufren de artritis, gota y flebitis, son propensos a desarrollar un espolón calcáneo.

– El envejecimiento, que tiene como consecuencia el adelgazamiento de la fascia plantar.

– El uso indebido de ciertos calzados o zapatos muy apretados.

Diagnóstico

Para un correcto diagnóstico de esta condición su médico traumatólogo le someterá a diferentes exámenes físicos para, entre otros, confirmar los síntomas y determinar el grado de severidad en el que se encuentra.

En caso de las primeras observaciones muestren indicios claros de que padece la condición, su médico podrá solicitar que le realicen una radiografía para descartar otras posibles afecciones.

Tratamiento

El tratamiento para combatir el espolón cálcaneo suele ser bastante efectivo.

– Si los síntomas no son muy graves y la condición no se encuentra en una fase muy avanzada, el tratamiento consistirá en una modificación del calzado, algunas terapias físicas, el consumo de ciertos medicamentos antiinflamatorios y largos periodos de descanso

– En caso de que el dolor sea muy intenso y los síntomas afecten a la calidad de vida del paciente, la cirujía puede ser necesaria.

 

Marta Espinosa.

En Clinica Zafrilla Servicios Médicos, nuestros fisioterapeutas y profesionales les tratamos cualquier cualquier tipo de lesión, contracturas, esguinces y lesiones deportivas para una rápida disminución del dolor y rápida evolución favorable, también masajes pre y post competición para una mejor preparación.

Póngase en contacto con nosotros y le informaremos Telf 968790891 // whatsapp 651 820 665 zafrism@teleyecla.com

Parque de la Constitución Nº 5 bajo Yecla (Murcia)


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados