octubre 27, 2017 ActualidadSalud

El Síndrome de Text Neck es una nueva “enfermedad tecnológica” que se produce por el uso inadecuado y prolongado de teléfonos celulares, tabletas y portatiles. La Asociación Civil ALPI, entidad que se dedica a la rehabilitación neuromotora, ofrece una serie de consejos que ayudan a prevenirla. De qué se trata y como cuidarse.

Text neck es lo que se conoce como una “enfermedad tecnológica” causada por inclinar el cuello hacia adelante repetidas veces y por tiempo prolongado para escribir mensajes de texto en celulares. Esto puede generar dolor y rigidez cervical, mala postura, dolor de espalda, cefaleas y tendinopatías, entre otras patologías.

Según un estudio publicado por la CBS News, los seres humanos pasamos de dos a cuatro horas con el cuello inclinado debido al uso del smartphone. Esto equivale a 700 a 1.400 horas al año.

La cabeza de un adulto pesa entre cuatro y cinco kilos, pero al inclinarla unos 60 grados para mirar la pantalla del celular, le pone una presión de casi 30 kilos a las vértebras cervicales.

Por ello, se comprobó que el “text neck” puede generar disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético a nivel cervical. Si a lo largo del tiempo la columna vertebral no trabaja bien, se puede alterar la alineación articular y provocar: hernia discal, cervicoartrosis, contracturas, dolor de cabeza y espalda.

Cómo si fuera poco, el exceso de uso del dedo pulgar a la hora de escribir en el celular puede generar estrés articular, Tenosinovitis de Quervain (una inflamación de la envoltura de la vaina del tendón abductor largo y del extensor corto del pulgar, que sucede al pasar por el túnel a nivel del estiloides radial) y Rizartrosis del pulgar (una artrosis muy típica de las mujeres que cosían).

 

Qué hacer para evitar esta “enfermedad”.

-Situar la pantalla del celular, tablets y laptop en una ubicación ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutra y no flexionada. Mantener una postura sin forzar y sentarse de forma adecuada.

-Para prevenir patologías tecnológicas, se recomienda utilizar más de las notas de voz en vez de enviar siempre mensajes de texto; usar las dos manos para escribir e intentar situar la muñeca en una posición neutra.

-En el caso de los portatiles, es importante ubicar el teclado y el ratón de manera que no se cierre la muñeca, apoyar los antebrazos y utilizar un almohadón bajo la muñeca: el teclado debería estar a un nivel inferior a la altura de los codos. También se recomienda descansar aproximadamente cada 30 minutos y realizar estiramientos activos de la muñeca para prevenir lesiones.

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



enero 11, 2017 Salud

 

La tendinitis puede causar daños permanentes en los tendones que una tendencia natural a favorecer el área del dolor también puede conducir a la rigidez. Un vago malestar a la edad de 30, si el uso excesivo se continúa durante años, puede conducir a una pérdida de flexibilidad.

Por lo general, esto se debe a la cicatrización de los tejidos. A veces el malestar de la tendinitis desaparece en cuestión de semanas, sobre todo si se sitúa el área afectada. En las personas de edad avanzada y aquellos que continúan usando la zona afectada, tendinitis a menudo se cura más lentamente, e incluso podría progresa a una enfermedad crónica. Casi cualquier tendón en el cuerpo puede ser afectada. No obstante, las situadas alrededor de la rodilla, el pie, el codo y el hombro se ven afectados con mayor frecuencia.

Tendinitis de rodilla es un lugar común para este tipo de inflamación. En realidad, hay tres tipos de tendinitis de rodilla – tendinitis patelar, tendinitis del cuádriceps, y la tendinitis poplítea. Tendinitis rotuliana es también llamada “rodilla de saltador”. Afecta el tendón patelar justo debajo de la rótula (rodilla). El paciente se queja de dolor durante una actividad como el aterrizaje de un salto y bajar las escaleras, o durante la falta de actividad – por ejemplo sentado por largos períodos de tiempo. Cuádriceps tendinitis afecta el tendón patelar justo por encima de la rótula; esta condición es probable que se encuentre en los atletas que hacen un montón de rápida aceleración y desaceleración. Tendinitis poplítea afecta el lugar de inserción del tendón poplíteo en el epicóndilo lateral del fémur, por lo que los corredores, especialmente los que corren cuesta abajo oa lo largo de superficies inclinadas, son propensos a quejarse de este tipo de tendinitis.

La reducción de los síntomas es el primer paso en el alivio de la tendinitis y el establecimiento de un diagnóstico. El médico puede indicar que la use hielo o calor, tomar ciertos medicamentos, y limitar la actividad física. Esto podría ayudar a controlar el dolor y la inflamación, junto con la auto-masaje de la zona. El hielo ayuda a prevenir la inflamación y reduce el dolor, por lo que la colocación de hielo sobre la zona dolorida durante 10 minutos a la vez, varias veces al día, puede ser una buena idea. Si usted ya tiene una hinchazón, el calor puede ayudar; aplicar una almohadilla de calefacción o toallas calientes en el tendón durante 30 minutos a la vez, dos o tres veces al día. Los analgésicos y medicamentos antiinflamatorios se utilizan para aliviar los síntomas inmediatos. Sin embargo, esto no se va a curar la enfermedad o evitar que se repitan. La inyección de cortisona y un anestésico local en el área que rodea el tendón por lo general proporciona un alivio sustancial. Sin embargo, este alivio sólo dura 24-72 horas. En raras ocasiones, se necesita cirugía para reparar el daño. El descanso permite que los tejidos sanen después de la cirugía. Por otra parte, volviendo a la actividad demasiado pronto puede hacer que los síntomas reaparezcan.

Auto-masaje con una crema de inducción de calor o aceite también puede ayudar con la tendinitis. Los fisioterapeutas sugieren frotar el ungüento en semicírculos en todas las direcciones de distancia desde el tejido anudado tres veces al día. Debe continuar con este proceso hasta que se curen.

Tendinitis del hombro tiene tres tipos, que son la tendinitis del manguito rotador, tendinitis calcificada y tendinitis del bíceps.

El manguito de los rotadores está formado por cuatro músculos alrededor de la articulación del hombro que ayudan a controlar la posición del hombro. Este tendón mantiene estable. Con la tendinitis del manguito rotador el dolor se encuentra a unos tres centímetros por debajo de la parte superior del hombro. Este dolor se siente al llegar a la cabeza o detrás de la espalda. Tendinitis del manguito rotador general se resolverá con el descanso, los medicamentos anti-inflamatorios, o una inyección de cortisona y un anestésico local en el área que rodea el tendón. Los pacientes con tendinitis del manguito de los rotadores también deben ejercer el uso de pesas ligeras. Si el dolor no se alivia con el ejercicio y medicación por sí sola, una radiografía del hombro puede revelar la anatomía ósea. Esto ocurre entre un hueso en la parte superior del hombro y la pelota en la parte superior del hueso del brazo. Un procedimiento llamado acromioplastia se realiza para hacer más espacio para los tendones del manguito de los rotadores y aliviar este problema. El uso de un artroscopio se inserta en el hombro y el cirujano es capaz de eliminar algunas de hueso desde el acromion a través de dos o tres pequeños 1/4 “incisiones.

 

La tendinitis calcificada es causada por depósitos de calcio en la región del manguito rotador, y los síntomas incluyen un dolor insoportable y la severa restricción de la movilidad del hombro. Los rayos X revelan depósitos de calcio en el manguito de los rotadores o recubre la cabeza del húmero y el tratamiento incluye la inyección de cortisona y un anestésico local en el área que rodea el tendón. Múltiples punciones en el depósito de calcio pueden romperlo y aliviar los síntomas de tendinitis. Si el tratamiento conservador es ineficaz, la eliminación de calcio artroscópica y bursectomía subacromial son alternativas viables.

La tendinitis del bíceps es una inflamación de los tendones del bíceps que se adhieren a la espalda, que suele afectar a las personas cuyas ocupaciones implican bíceps repetitivo de flexión contra resistencia, o cuyas actividades incluyen lanzamiento por la fuerza de una pelota. La tendinitis del bíceps se resolverá con el descanso, los medicamentos anti-inflamatorios o una inyección de cortisona y un anestésico local. Todo esto se coloca en el área que rodea el tendón, así como un cabestrillo para inmovilizar el hombro. Con la cirugía de tendinitis del bíceps es requerida a veces para estabilizar un tendón desplazados.

 

Fernando Santa Isabel Llanos

 

En Clinica Zafrilla Servicios Médicos, nuestros fisioterapeutas y profesionales les tratamos cualquier cualquier tipo de lesión, contracturas, esguinces y lesiones deportivas para una rápida disminución del dolor y rápida evolución favorable, también masajes pre y post competición para una mejor preparación.

Póngase en contacto con nosotros y le informaremos Telf 968790891 // whatsapp 651 820 665 zafrism@teleyecla.com

Parque de la Constitución Nº 5 bajo Yecla (Murcia)


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados