septiembre 17, 2021 FisioterapiaSalud

Son dos de las terapias más comunes para aliviar los dolores musculares o las molestías en las articulaciones. El problema es que la mayoría de las personas que hacen ejercicio no tienen muy claro cuál deben usar: frío o calor.

La respuesta rápida es depende de cuán reciente es el dolor o de si se trata de un malestar recurrente.

Por lo general, una lesión nueva suele causar una inflamación en la zona afectada, por lo que el frío puede actuar para reducir el flujo sanguíneo y por lo tanto, evitar que se produzca una mayor inflamación.

El calor, por su parte, es más recomendado para los dolores crónicos ya que al generar un efecto opuesto, de mayor flujo de sangre, permite que haya una curación más rápida.

Una investigación reciente de la Clínica Mayo, de Estados Unidos, recomienda la fórmula general de optar por la terapia fría primero y luego por un tratamiento con calor.

Cuándo el frío

En un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un grupo de expertos en medicina deportiva explicaron cómo aplicar frío puede ser crucial durante las primeras 48 a 72 horas de que se haya producido la lesión.

Según el doctor Cayce Onks, del Centro Médico Penn State Hershey, el hielo puede reducir el daño del tejido secundario y aliviar el dolor de la zona afectada.

Le recomendación es aplicar el hielo durante 20 minutos por cada hora, para evitar que se produzca daño en la piel.

El centro médico de la Universidad de Rochester, por su parte, recomienda en su departamento de salud el uso de parches fríos o hielo en áreas que están inflamadas o donde haya una contusión.

Este tipo de terapia es buena para esguinces, para cuando se fuerza mucho una zona del cuerpo, chichones y morados en la piel.

Cuándo el calor

«El calor transporta sangre a la zona afectada, la cual suministra los nutrientes que el tejido necesita para sanar», dijo el doctor Onks. «También puede incrementar la flexibilidad de los tendones y los músculos».

Al permitir una dilatación de los vasos sanguíneos, el calor acelera el flujo y facilita la llegada de oxígeno y nutrientes que reduce la presión sobre las articulaciones y alivia el dolor en los de músculos.

Los parches calientes también reducen la aparición de espasmos musculares y mejoran la flexibilidad de ligamentos y tendones.

La terapia de calor es uno de los tratamientos más efectivos para problemas crónicos como la artritis.

En cualquier caso, el método que se recomienda que se aplique inicialmente cuando se sufre una lesión es el programa conocido como RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation), es decir, reposohieloaplicar presión y en elevación.



septiembre 13, 2021 ActualidadSalud

El Síndrome de Text Neck es una nueva “enfermedad tecnológica” que se produce por el uso inadecuado y prolongado de teléfonos celulares, tabletas y portatiles. La Asociación Civil ALPI, entidad que se dedica a la rehabilitación neuromotora, ofrece una serie de consejos que ayudan a prevenirla. De qué se trata y como cuidarse.

Text neck es lo que se conoce como una “enfermedad tecnológica” causada por inclinar el cuello hacia adelante repetidas veces y por tiempo prolongado para escribir mensajes de texto en celulares. Esto puede generar dolor y rigidez cervical, mala postura, dolor de espalda, cefaleas y tendinopatías, entre otras patologías.

Según un estudio publicado por la CBS News, los seres humanos pasamos de dos a cuatro horas con el cuello inclinado debido al uso del smartphone. Esto equivale a 700 a 1.400 horas al año.

La cabeza de un adulto pesa entre cuatro y cinco kilos, pero al inclinarla unos 60 grados para mirar la pantalla del celular, le pone una presión de casi 30 kilos a las vértebras cervicales.

Por ello, se comprobó que el “text neck” puede generar disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético a nivel cervical. Si a lo largo del tiempo la columna vertebral no trabaja bien, se puede alterar la alineación articular y provocar: hernia discal, cervicoartrosis, contracturas, dolor de cabeza y espalda.

Cómo si fuera poco, el exceso de uso del dedo pulgar a la hora de escribir en el celular puede generar estrés articular, Tenosinovitis de Quervain (una inflamación de la envoltura de la vaina del tendón abductor largo y del extensor corto del pulgar, que sucede al pasar por el túnel a nivel del estiloides radial) y Rizartrosis del pulgar (una artrosis muy típica de las mujeres que cosían).

 

Qué hacer para evitar esta “enfermedad”.

-Situar la pantalla del celular, tablets y laptop en una ubicación ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutra y no flexionada. Mantener una postura sin forzar y sentarse de forma adecuada.

-Para prevenir patologías tecnológicas, se recomienda utilizar más de las notas de voz en vez de enviar siempre mensajes de texto; usar las dos manos para escribir e intentar situar la muñeca en una posición neutra.

-En el caso de los portatiles, es importante ubicar el teclado y el ratón de manera que no se cierre la muñeca, apoyar los antebrazos y utilizar un almohadón bajo la muñeca: el teclado debería estar a un nivel inferior a la altura de los codos. También se recomienda descansar aproximadamente cada 30 minutos y realizar estiramientos activos de la muñeca para prevenir lesiones.

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



septiembre 10, 2021 Información actual

Los síntomas de la rotura y la contractura muscular son muy similares: una sensación de que la vaina de fibras se «encoge», a la vez de que quema, y, normalmente, no puedes seguir corriendo. Pero pueden dar lugar a equivocaciones.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

En el caso de la contractura, el músculo simplemente se encoge, se forma una bola, pero no hay rotura fibrilar. Es lo que suele suceder tras una sobrecarga producida por un exceso de entrenamiento, y, con una o varias sesiones de masaje, esa contractura se suele «rebajar».

Si, por el contrario, esa contractura es muy pronunciada, tal vez necesites cuatro o seis días de reposo, para que el fisioterapeuta pueda empezar a trabajar sobre ella, ya que en un primer momento, si la inflamación es muy grande, te dolería mucho, y por ello, en casos así, es mejor dejar unas horas para que dicha inflamación se rebaje.

Durante este espacio de tiempo es bueno el que, si puedes, vayas rodando suave. Así se incrementa la circulación sanguínea, el músculo entra en calor y el hematoma se suele rebajar.

¿Y SI HAY ROTURA?

Por el contrario, si hay rotura, quiere decir que por algún punto el músculo se ha roto, y un numero de fibras se ha «cortado». En este caso el trabajo de masaje también es importante, normalmente al partir del segundo o tercer día, pero el atleta ha de asumir que no podrá correr hasta pasadas tres, cuatro o incluso cinco semanas, en función de grado de rotura fibrilar que haya padecido.

Diferencias entre contractura y rotura

Los síntomas de la rotura y la contractura muscular son muy similares: una sensación de que la vaina de fibras se «encoge», a la vez de que quema, y, normalmente, no puedes seguir corriendo. Pero pueden dar lugar a equivocaciones

 

¿CÓMO DEBES RECUPERARTE?

Con masajes, desde el momento en que tu fisioterapeuta o tu masajista te lo aconseje, y con el binomio «frío-calor», para que el flujo sanguíneo se revitalice y la inflamación se reduzca.

Deberías ponerte hielo sobre la zona afectada varias veces al día, por espacio de 10 minutos (a partir de ese tiempo el efecto positivo empieza a descender), y, posteriormente, puedes ponerte pomada antiinflamatoria o, en el mejor de los casos, árnica. Eso sí, el hielo no te lo pongas directamente sobre la piel. Ponte una bosla o un trapo entre el hielo y la piel para evitar quemaduras.

Es importante que no olvidemos cuál es la mejor medicina: la prevención. Por eso, cuando no tengamos lesiones, es importante que nos acordemos de estirar antes y después de cada entrenamiento, así como de ir al masajista, si es posible, una vez a la semana, o, cuanto menos, una vez cada dos, para que lleve acabo la preceptiva «descarga» muscular.

Y, sobre todo, debes tener paciencia. Las lesiones son parte de la vida del deportista, como lo son los récords, los fracasos, las malas carreras, las buenas, las victorias personales, etc.

En definitiva, en la vida del atleta, como en cualquier otro parámetro de nuestra existencia, hay momentos buenos y malos.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es



septiembre 6, 2021 Fisioterapia

La fractura de Colles es una fractura distal del radio (zona más cercana a la muñeca), extraarticular, con desplazamiento en dirección dorsal y acortamiento radial. Su incidencia es superior en mujeres, de entre 40 y 60 años, probablemente secundarios a cambios en la densidad ósea y a cambios hormonales. En pacientes jóvenes la causa suelen ser accidentes de tráfico y/o laborales, y pueden revestir una mayor gravedad por ser traumatismos de alta energía. El 90% de las fracturas se producen por caídas sobre la muñeca en extensión.

Durante el periodo de inmovilización, el miembro superior debe retirarse del cabestrillo varias veces al día con el fin de movilizar el codo y el hombro. Los dedos deben ejercitarse en flexión y en extensión. Una movilización precoz evitará las rigideces y algodistrofias. Se pueden realizar contracciones isométricas con puño cerrado. Deben evitarse las posiciones en declive y favorecer el retorno venoso.

La rehabilitación va encaminada a la recuperación funcional y de la movilidad articular, la reabsorción del edema y disminución del dolor; mediante movilizaciones, masaje de drenaje y diferentes técnicas analgésicas realizadas por el fisioterapeuta. También se emplean la magnetoterapia (efecto de remodelación, consolidación y formación de callo óseo), las corrientes analgésicas, corrientes de electroestimulación (en la última fase de rehabilitación van a potenciar la musculatura de alrededor de la fractura proporcionando mayor estabilidad en las articulaciones adyacentes).

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



 

Seguro que nadie ha pasado por alto en los juegos olímpicos las marcas que mostraba Michael Phelps tras haber recibido un tratamiento mediante ventosas, o cupping. Tras esta aparición, muchos pacientes han querido probar esta técnica, muchos fisioterapeutas se han formado en ella y otros muchos otros la desechan por falta de evidencia científica. ¿Existen estudios que muestren su eficacia? ¿Aunque no los existan, producen beneficios o es sólo un placebo? ¿Presentan riesgos si no se aplican correctamente? Vamos a hablar de ello.

 

 

EN QUÉ CONSISTE EL CUPPING

El “cupping” o la terapia con ventosas, se utiliza en la medicina tradicional china y data de más de 2000 años de antigüedad. El mecanismo de acción no está claro, pero algunos investigadores sugieren que la colocación de las ventosas en puntos concretos de la piel, produce una succión que provoca hiperemia o hemólisis, con resultados terapéuticos.

Según la medicina tradicional china, estos puntos donde se colocan las ventosas son los puntos Ashi, y existen diferentes métodos de aplicación. El método tradicional se realiza encendiendo un trozo de algodón, que se coloca en una ventosa de vidrio, produciendo una combustión de oxígeno que genera un vacío, succionando la piel. En la terapia occidental, los fisioterapeutas utilizan ventosas de plástico con una válvula. Los modos de aplicación son los siguientes:

Ventosas fijas (retained cupping): se fija la ventosa de 3’ a 5’sobre puntos específicos para tratar aquellos puntos reflejos viscerales, así como para el tratamiento muscular.

Masaje con ventosa (moving cupping): se aplica aceite para favorecer el deslizamiento de la ventosa, realizando un masaje con un objetivo circulatorio.

Ventosa rápida (flash cupping): se colocan las ventosas produciendo el vacío y se retiran de inmediato (3´´-4´´).

Sangrado con ventosa (needing cupping):  Se pincha la piel en una zona congestionada o inflamada, y se coloca la ventosa provocando un pequeño sangrado.

El tiempo de aplicación depende de la tolerancia que existe en el tejido. Las reacciones que provoca son poco frecuentes pero normales en el tratamiento: hematomas o marcas circulares.

¿QUÉ EFECTOS FISIOLÓGICOS PRODUCE EL CUPPING?

Si observamos la información en la red, de profesionales y formaciones en fisioterapia, podemos ver que los beneficios que tiene la terapia del cupping son los siguientes:

Aumento de la circulación sanguínea y linfática

Disminución del dolor

Aumento del metabolismo

Aumento de la nutrición y oxigenación tisular

Hiperemia local

Depuración

Liberación miofascial

Efecto relajante muscular. Disminución del dolor musculoesquelético

Disminución de la inflamación

Muchos de estos beneficios son vistos en la práctica clínica y confirmados por los pacientes, pero debemos consultar la literatura científica para comprobar si es un efecto placebo o realmente esta técnica es tan efectiva.

¿QUÉ NOS DICE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA?

 

Los estudios muestran que la aplicación de ventosas para el dolor de espalda es efectiva, mediante el mecanismo de congestión e interrupción de la circulación sanguínea, deteniendo los procesos inflamatorios. Otros estudios postulan que el cupping podría dirigirse al sistema nervioso autónomo y ayudar a reducir el dolor. Los resultados de la más reciente revisión sistemática muestran efectividad para tratar disfunciones como el herpes zóster, acné, parálisis facial y espondilosis cervical.

La técnica de ventosas combinada con otros tratamientos muestran resultados positivos, y su bajo  coste,  su  fácil  aplicación  y  sus  escasos efectos adversos, hacen de esta técnica un tratamiento de elección para el manejo del dolor. No muestra interacciones combinada con otras terapias y los efectos secundarios derivados son muy bajos.

De manera similar a la acupuntura, el cupping está basado en canales energéticos (meridianos) y puntos de acupuntura. Pero, desde el punto de vista de la medicina occidental, existe poca evidencia. Las revisiones sistemáticas, incluso realizadas por profesionales de la medicina tradicional china, sugieren que se debe investigar más para estandarizar los protocolos: tipos de ventosas, número de sesiones y frecuencia, etc.

 

Todos los autores concluyen en que los resultados no son significativos como para afirmar conclusiones, y es necesario continuar en la línea de investigación para elaborar conclusiones definitivas.



agosto 30, 2021 FisioterapiaSalud

En fisioterapia el ultrasonido se utiliza para tratar lesiones, inflamación de tendones, cicatrices, por ejemplo. No transmite frío ni calor de manera que el paciente los pueda sentir. Es un calor que va al interior, a los tejidos.

El ultrasonido es un equipo que transfiere ondas mecánicas de mayor frecuencia que las del sonido, a través de un medio físico como puede ser un gel específico, que permite que pueda propagarse y transmitir energía (calor profundo) gracias a la vibración que producen dichas ondas. Ese calor no se siente, ni se nota.

Beneficios del ultrasonido:

-la cicatrización de las lesiones

-la vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo

-el incremento del metabolismo local, con estimulación de las funciones celulares y de la capacidad de regeneración tisular.

-el incremento de la flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno, con disminución de la rigidez articular y de la contractura

-el efecto antiálgico y espasmolítico, que son los más útiles en lo que a indicaciones se refiere

-acelera la tasa de curación y mejora la calidad de la reparación

Como la transmisión del ultrasonido no es la misma en cada tipo de tejido, algunos tejidos son capaces de absorber la energía en mayor proporción que otros.

En términos de práctica clínica, los tejidos que absorben más energía son aquellos con alto contenido de colágeno (ligamentos, tendones, fascia, cápsula articular, tejido cicatrizal). La aplicación del ultrasonido terapéutico a los tejidos con una baja capacidad de absorción de energía es menos probable que sea eficaz que la aplicación de la energía en un material de mayor absorción.

Entre los beneficios del ultrasonido en la fisioterapia está también que los tejidos más efectivamente calentados están el periostio, los tejidos colágenos (ligamentos, tendones y fascia) y los músculos fibrosados.

Si la temperatura de los tejidos lesionados se eleva a 40-45 grados, se producirá una hiperemia, cuyo efecto será terapéutico. Además, las temperaturas en este rango ayudan a iniciar la perfecta cicatrización de estados inflamatorios crónicos.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



agosto 27, 2021 Salud

 

Las cenas opíparas, la ingesta desmesurada de alcohol o la mala conciencia no son las únicas razones por las que nos cuesta conciliar el sueño por

Las cenas opíparas, la ingesta desmesurada de alcohol o la mala conciencia no son las únicas razones por las que nos cuesta conciliar el sueño por la noche. Muchas veces no nos damos cuenta, pero la raíz de todos los problemas se encuentra en la posición corporal que adoptamos en la cama, y que en muchas ocasiones no sólo provoca dolores en nuestras articulaciones al día siguiente, sino también hace que el sueño sea cada vez más difícil de alcanzar.

Existe una amplia bibliografía de estudios científicos que han abordado el tema de cuáles son las posiciones idóneas para dormir, y cuáles son las incorrectas. Por lo general, la mayor parte de expertos aclaran que no existen verdades absolutas, sino que depende de los problemas (por ejemplo de espalda, pero también de respiración) que pueda sufrir cada individuo. Además, cada persona ha de encontrar la posición en la que más a gusto se encuentra, y que no tiene por qué ser la que funciona al resto. El ensayo y error puede ser de vital importancia en estos casos.

Como un tronco

Es decir, boca arriba o de lado y con los brazos a lo largo del cuerpo, ya que se trata de una posición bastante estable. No da ninguna clase de problemas de respiración y además, no suele causar dolores de espalda, ya que no provoca que la espina dorsal tenga que hacer ningún esfuerzo. Incluso puede afectar a la belleza de la persona –ya que mantener la cara al aire durante toda la noche evita las arrugas de expresión– y, en el caso de las mujeres, ayuda a conservar los pechos erguidos. Como señalan algunos estudios, en un mundo ideal, la posición preferida por todo el mundo sería esta, y sin almohada. Aunque no todo son factores positivos, ya que es también la posición en la que los ronquidos son más fuertes.  GUÍA PARA DORMIR: LAS MEJORES (Y LAS PEORES) POSTURAS PARA CONCILIAR EL SUEÑO

En posición fetal

Ideal para evitar los reflujos estomacales, así como para mejorar la respiración, ya que la posición del cuerpo permite que el aire circule libremente por él, por lo que es especialmente indicada para aquellos que sufren apnea del sueño, en cuanto que impide las obstrucciones. A lo que hay prestar especial atención es en intentar que el cuerpo no repose encima de nuestras extremidades, algo muy frecuente y que hacemos sin darnos cuenta, ya que provocará esos habituales calambres mañaneros que todos hemos sentido en algún momento. Hay que tener cuidado igualmente, si tenemos un hombro dañado o con contracciones, en no dormir sobre el lado que nos molesta. Además, es la posición en la que más arrugas aparecen.

La postura del misionero

No confundir con la homónima postura sexual. Se trata de una de esas posturas que nadie adoptaría de manera natural, pero muchos expertos del sueño han defendido durante los últimos años que esta es una de las mejores posiciones para conciliar el sueño, ya que es la que más relaja los músculos. Consiste en recostarse de lado, pero con las manos delante de la cara, de manera que estas no sean aplastadas, produciendo los consiguientes calambres. Lamentablemente, no todas las camas permiten tal nivel de estiramiento.

Mejor apoyarse en el lado derecho…

Una investigación realizada por cieníficos turcos señaló que aquellos que se recostaban sobre el lado derecho de su cuerpo en lugar del izquierdo sufrían menos pesadillas y sueños mas llevaderos. En concreto, un 40,9% frente a un 14,6%.

…Pero si estás embarazada, es preferible el izquierdo

Un estudio señaló que el riesgo de sufrir un aborto por aquellas mujeres que están a punto de dar a luz era el doble en aquellas mujeres que habían dormido sobre su lado derecho que en las que lo habían hecho sobre el izquierdo. Aunque no fueron capaces de explicar con rigor la causa exacta, creen que podía deberse a que dormir sobre ese lado provoca que la vena cava inferior sea obstruida, lo que provoca que llegue menos oxígeno al feto. “En aquellos casos en los que el niño sufre dificultades, puede ser un factor crítico”, señalaba la responsable del estudio, la doctora Tomasina Stacey.

Cuidado con dormir sobre el estómago

Es una posición que, como otras, tiene sus pros y sus contras, aunque seguramente estas últimas pesen más. En las primeras se cuenta que puede aliviar los ronquidos, algo que agradecerá la persona que tenemos al lado. Sin embargo, es una de las causas más comunes de dolor de espalda, ya que en esa posición, la espina dorsal permanece en una posición forzada toda la noche. Además, si nuestra cabeza reposa en la almohada en una posición de noventa grados, seguramente sentiremos dolor de espalda o rigidez a la mañana siguiente. Esta es la que la mayor parte de expertos consideran la peor posición para dormir.

No apoyes la cara en la almohada

Según una investigación realizada en el año 2006 por Harold Sigall y Mark Johnson titulada La relación entre el contacto facial con la almohada y el humor, la peor posición posible si queremos levantarnos felices a la mañana siguiente es poner nuestro rostro en la almohada. Los expertos lo intentaron explicar a partir de la hipótesis de la retro alimentación facial, que sugiere que los movimientos de nuestra cara pueden llegar a cambiar nuestro ánimo y que, por lo tanto, dormir con la cara constreñida no será precisamente lo mejor. Además, es muy malo para piel, y según cómo sean las sábanas, puede llegar a dejar marcas.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



agosto 21, 2021 Salud

¿Qué es una hemorragia?

Una hemorragia es la pérdida de sangre que suele ser provocada por un traumatismo o heridas que provoca la salida de la sangre por sus conductos de transporte normal (arterias, venas y capilares), esta afectación puede llegar a ser realmente perjudicial e incluso podría causar la muerte de no ser tratada a tiempo y de la manera adecuada.

 

En este artículo nos vamos a centrar en cómo reconocer el tipo de hemorragia y cómo actuar ante ellas.

Tipos de hemorragias según el vaso sanguíneo roto:

  • Hemorragia arterial: Es la más peligrosa, la sangre sale a chorros según el ritmo cardiaco. De color rojo vivo y oxigenada, a veces incluso podemos ver pequeñas burbujas.
  • Hemorragia venosa: Es menos peligrosa, y no contiene oxígeno. Su color es más oscuro y la hemorragia es continua y sale con menos fuerza, nada de chorros.
  • Hemorragia intersticial o capilar: Se encuentra a nivel subcutáneo, y se manifiesta en forma de hematomas, equimosis o petequias.

Tipos de hemorragias según su manifestación y origen

Se pueden presentar los siguientes tipos:

Hemorragias externas.

Se deben a golpes o traumatismos que dañan la piel provocando heridas o fracturas. El sangrado de la piel o de tejidos más profundos como el músculo o el propio hueso, sale al exterior.

¿Cómo debemos de actuar ante una hemorragia externa?

  1. 1. Con presión directa sobre la herida: De la forma más higiénica posible intentamos taponar la hemorragia. Bien con la propia mano (usar guantes) o con alguna tela lo más limpia posible. Lo ideal sería usar gasas. A medida que se vayan impregnando de sangre, nada de quitarlas, sino que se irán añadiendo una encima de la otra.
  2. Con presión indirecta:Si la medida anterior no da resultado y el sangrado continúa añadiremos una presión indirecta sobre la arteria. Además si podemos, elevaremos el miembro para que la presión de la sangre en el lugar de la herida disminuya.
  3. Hacer un torniquete:Es la última opción, sólo se utilizaría como primer recurso en caso de amputación o cómo medida de atajo cuando existen muchos heridos. Con un trozo de tela enroscada de unos 10 cm de anchura, buscamos un punto medio entre la herida y el corazón y taponamos la arteria haciendo un nudo fuerte sobre la extremidad afectada.

Hemorragias internas.

Son la rotura de algún vaso sanguíneo en el interior de nuestro cuerpo. Si la sangre sale al exterior por algún agujero natural de nuestro cuerpo se denominan hemorragias exteriotipadas y son:

  •  Hemorragia nasal o epíxtasis. Nada de inclinar el cuello hacia atrás o usar algodones. Nuestra intención debe ser taponar la hemorragia con gasas y comprimir el tabique nasal con los dedos. Se deben a rotura de pequeñas venas o capilares, a traumatismos, a drogas, a objetos extraños, a cambios de presión o a crisis hipertensivas.
  • Hemorragia del oído u otorragia. Suelen ser graves. Dadas en traumatismos cráneoencefálicos, roturas del tímpano, o por introducir objetos extraños. Suelen ser unilaterales y son la única hemorragia que no se debe taponar. Pondremos a la víctima de lado sobre el oído hemorrágico y dejaremos que la sangre fluya al exterior.
  • Hemorragias a través de la boca. O bien pueden ser de origen digestivo (hematemesis) o respiratorio (hemóptisis). En la primera, la sangre suele salir durante el vómito «vómitos en posos de café». El color es muy oscuro y el olor muy desagradable; sin embargo,  el color de la sangre en la hemóptisis es más claro y suele salir durante episodios de tos.
  •  Hemorragias rectales o rectorragia. La sangre sale al exterior a través del recto. Bien por una fístula anal, alguna almorrana, o por algún objeto extraño. Si la sangre aparece en heces, el origen es digestivo y se denominan melenas.
  • Hemorragias vaginales. Se dan en casos de menstruacciones abundantes y dolorosas (menorragia) o por causas que nada tienen que ver con la menstruación (metrorragia) como en embarazos ectópicos, abortos…

Síntomas de un paciente hemorrágico.

Los síntomas serán los siguientes:

  • Frío
  • palidez
  • sudoración
  • mareos
  • somnolencia y pérdida de conciencia.
  • Taquicardia, taquipnea e hipotensión.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       
www.clinicayecla.es

 



Tipos de dolor de espalda: lumbalgia, artrosis, hernia discal o ciática
Distintas afecciones o patologías provocan dolor localizado en la parte baja de la espalda. Algunas de ellas son la lumbalgia, el lumbago, la artrosis o la hernia discal. Otras, como la lumbociática o la ciática causan dolor no solo en la espalda sino también a lo largo de la pierna.


Lumbalgia o dolor de espalda baja
La lumbalgia es un dolor localizado en la parte baja de la espalda, a nivel de las vértebras lumbares, precisamente debajo de la última vértebra que sostiene el último par de costillas.

La lumbalgia puede ser aguda y durar solo unos cuantos días o, por el contrario, convertirse en una afección crónica y prolongarse durante tres meses o más.

Lumbago o dolor en la región lumbar
El lumbago es un dolor intenso localizado en la región lumbar. Por lo general, este dolor puede aparecer tanto en ambos lados de la columna como en uno solo y siempre como consecuencia de un «movimiento en falso».

La artrosis produce dolor de espalda pero puede afectar a todo el cuerpo
La artrosis es una enfermedad crónica que evoluciona de manera lenta y sin manifestaciones graves. La artrosis aparece como consecuencia del desgaste de los cartílagos y puede afectar a todas las articulaciones del cuerpo.

La aparición de dolor en la parte baja de la espalda indica que la artrosis ha afectado a las vértebras lumbares.

Qué es una hernia discal y por qué causa dolor de espalda
Entre las vértebras de la columna existen unas almohadillas cartilaginosas llamadas discos intervertebrales. La función de los discos intervertebrales es permitir la flexibilidad de la columna vertebral y amortiguar la presión entre las vértebras.

La hernia discal, también llamada hernia de disco lumbar, es una deformidad que sobresale del disco intervertebral.

Qué ocurre cuando se tiene una hernia de disco lumbar
Entre las consecuencias de la hernia discal se encuentran la aparición de dolores lumbares si la hernia no tiene contacto con el nervio ciático.

En cambio, cuando la hernia llega a tocar una de las raíces del nervio ciático, se denominaráciática.

Qué causa la ciática o dolor en el nervio ciático
La ciática tiene su origen en la protuberancia de una hernia discal situada en uno de los dos últimos discos lumbares.

La hernia discal puede aparecer tanto entre las dos últimas vértebras lumbares (L4 y L5) como entre la última vértebra lumbar (L5) y la primera vértebra del hueso sacro (S1).

La hernia discal provoca dolor a lo largo del nervio ciático. Dicho dolor empieza en la zona del glúteo, baja por el muslo y llega hasta el pie.

Qué es la lumbociática
La lumbociática es una afección que produce dolor en la parte baja de la espalda y a lo largo de la pierna.

La lumbociática consiste en la irritación de las raíces del nervio ciático secundario debido a una lesión del disco intervertebral.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



agosto 16, 2021 DeporteFisioterapiaSalud

Para todos los corredores, el verano es la época del año predilecta para iniciarse o progresar en la carrera a pie. Sea cual sea la experiencia y la preparación de cada corredor, para correr en plena forma, es primordial evacuar el calor corporal y no absorber demasiada energía « calor » durante el esfuerzo:

Sigue nuestro programa « correr con calor » en 10 puntos:

1. ACOSTUMBRA TU CUERPO AL CALOR
Programa un plan de entrenamiento « carrera a pie » adaptado para acostumbrarte al calor del verano. La primavera es ideal con sus días de sol progresivos. Sigue un programa de entrenamiento running durante varias semanas en función de tu nivel.

2. PRIVILEGIA LOS LUGARES CON SOMBRA Y ELIGE CORRER CUANDO EL TIEMPO ES MÁS FRESCO
Para evitar sufrir los grandes calores del día, no dudes en correr temprano por la mañana (antes de salir a trabajar) o por la noche al volver. Busca lugares con sombra (parques, senderos en bosques…), tu cuerpo se acostumbrará poco a poco al calor ambiente.

3. LIMITA LA DURACIÓN DE TU CALENTAMIENTO
En verano, el calentamiento puede ser más corto que en invierno. Por la temperatura ambiente, los músculos se calientan más rápidamente. Adapta tus necesidades de calentamiento con respecto al calor y a tus sensaciones físicas.

4. ELIGE ROPA TRANSPIRABLE Y AMPLIA
Durante tus salidas, lleva siempre ropa amplia y transpirable. Durante el esfuerzo con calor, tu cuerpo podría enfriarse más fácilmente. La ropa de running para el verano está perfectamente adaptada a la carrera con calor, sus materiales técnicos permiten una buena evacuación del sudor y facilitan la evaporación del calor.

5. TEMPLA TU CUERPO ANTES DE LA SALIDA Y DURANTE LA CARRERA
Antes de correr, puedes templar tu cuerpo tomando una ducha tibia. Esto te permitirá bajar la temperatura de tu cuerpo sobre todo si corres por la noche después de una jornada de trabajo. Durante la carrera, si tienes demasiado calor, humidifica tu ropa y mójate el pelo.

6. BEBE LO SUFICIENTE ANTES Y DURANTE LA CARRERA
Es el gesto indispensable para estar en forma durante el esfuerzo.
Sea cual sea la época del año, un corredor siempre debe pensar en hidratarse durante la carrera, pero también fuera de los períodos de entrenamiento.
En efecto, durante el esfuerzo, la hidratación es incompleta, el organismo debe tener un capital hídrico importante antes del esfuerzo.

Prioridad: no esperes a tener sed para hidratarte. La sensación de sed ya es la señal de una pérdida hídrica del 1 % que equivale a una merma del 10 % de las capacidades físicas. Para estar al máximo de tus capacidades, ingiere con regularidad pequeños tragos de agua aproximadamente cada 10 minutos.
A saber: durante una carrera intensa o de larga duración con calor, el cuerpo pierde agua, pero también minerales. El corredor debe compensar las pérdidas de electrolitos para conservar todo su fondo tomando una bebida del esfuerzo glucídica isotónica (a 50 g/l de hidratos de carbono).

7. LLEVA UNA GORRA
Llevar una gorra es indispensable para protegerse de los rayos del sol y favorece la evaporación del calor corporal por la cabeza (transpiración).

8. PROTEGE TU PIEL Y TUS OJOS DEL SOL
¡El sol quema la piel, es su principal defecto! Protégete la cara, los brazos y las piernas con una crema solar con un índice de protección elevado (a partir de 20).
Al igual que el resto del cuerpo, los ojos también sufren de los rayos agresivos del sol, durante tus carreras, lleva gafas de sol adaptadas a tu vista. Evitarás dolores de cabeza y trastornos visuales.

9. ¡NO TE SOBREESTIMES, A LOS PRIMEROS SÍNTOMAS DEL GOLPE DE CALOR, DETÉN TU ESFUERZO!
El golpe de calor puede tener consecuencias graves sobre la salud del corredor. El calor y la humedad son los primeros factores que provocan el aumento de la temperatura corporal. Cualquier corredor debe ser capaz de reconocer los primeros síntomas de un golpe de calor (náuseas, vértigos, dolor de cabeza, desorientación, cansancio excesivo…) y parar su esfuerzo de inmediato buscando sombra.

10. A LA LLEGADA, DEJAR QUE LA TEMPERATURA CORPORAL BAJE DE MANERA PROGRESIVA
No te duches de inmediato, la temperatura del cuerpo debe bajar progresivamente, mójate un poco y tómate una bebida glucídica para retomar fuerzas.

A SABER: El calor y el sol del verano son benéficos para el cuerpo en su totalidad, pero estos elementos naturales también pueden ser peligrosos si el corredor no toma ciertas precauciones durante su esfuerzo. Varios medios preventivos están a la disposición del corredor para protegerse de los rayos solares, evacuar o evitar la absorción de calor ambiente en exceso : protección, hidratación constante, « climatización » del cuerpo…

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados