El denominado Síndrome de Latigazo Cervical (SLC) es una lesión de la columna cervical que acontece generalmente tras una colisión de automóvil, al producirse una forzada flexo/extensión del cuello y una violenta oscilación de la cabeza de delante hacia atrás o de atrás hacia delante unido a movimientos de lateralidad y torsión forzada del cuello. Pero el traumatismo también puede ser consecuencia de una pelea o un deporte violento.


Síntomas
Los siguientes síntomas representan los más comúnmente referidos:
1. Dolor cervical (cervicalgia).
2. Debilidad y falta de fuerza: puede señalarse como una sensación subjetiva de debilidad, pesadez y/o fatiga en la zona del cuello y en las extremidades superiores
3. Cefaleas: suelen ser diarias, prolongadas, que respetan el descanso nocturno y persistentes meses después del accidente, de intensidad variable, en general por causa muscular.
4. Migraña postraumática: de aparición común en personas que padecían jaqueca antes del traumatismo.
5. Vértigo.
6. Parestesias: sensaciones de hormigueo y de entumecimiento de las manos.
7. Disfunción de la articulación temporo-mandibular.
8. Disfagia y disfonía.
9. Dolor lumbar: debido a que la pelvis permanece fija por el cinturón de seguridad mientras el tronco se mueve libremente.
10. Alteraciones psicológicas: de aparición tardía, en forma de distrés emocional, ansiedad, angustia, depresión, alteraciones del sueño, sensación de tener la cabeza vacía, trastornos en la concentración y la memoria o fobia a la conducción. Relacionados con las consecuencias físicas, sociales, legales y profesionales que conlleva la colisión. En algunos casos, puede presentarse un síndrome de estrés postraumático.
11. Alteraciones visuales: se cree que por errores de acomodación visual. Diplopía, visión borrosa.

Las lesiones de latigazo cervical deben ser diagnosticadas y tratadas a tiempo, de lo contrario, la rigidez y el dolor causados por ellas pueden producir un problema de salud.

Fisioterapia para latigazo cervical:
Después de que su médico le prescriba sesiones de fisioterapia, acuda a un profesional cualificado. Las sesiones de fisioterapia irán encaminadas a reducir los síntomas anteriormente mencionados, ayudándole a ganar y mejorar su funcionalidad y movilidad articular, a disminuir el dolor y potenciar la musculatura debilitada.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



Las vacaciones de verano son una época muy importante para cuidar nuestra salud, ya que nos permite desconectar de las rutinas diarias que nos infunden estrés y nos ofrece la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza de una forma más profunda. Pero por otra parte también es más habitual que abandonemos nuestra rutina de ejercicios que tanto nos ha costado establecer.

En este post te vamos a recomendar algunos consejos para recuperar tu rutina de ejercicios tras tus merecidas vacaciones:

Empieza poco a poco

Si tus vacaciones son de duración media o larga y te has alejado de tu rutina de ejercicios por más de una semana, el primer consejo que te podemos dar es que comiences poco a poco. Los primeros días no te exijas mucho, ya que tu musculatura y articulaciones deben retomar de forma progresiva su actividad normal.

Escucha a tu cuerpo, conoce sus límites y respétalos.

Consejos para regresar al ejercicio después de las vacaciones

Ejercicio en casa

Calienta y estira

En los primeros días tras las vacaciones, debes prestar más atención de la habitual a los estiramientos y al calentamiento previo al ejercicio. Si llevas muchos días de vacaciones relajantes y carentes de actividad física, los dos primeros días tus ejercicios podrían limitarse únicamente a calentamiento y estiramiento. De esta forma comenzarás a preparar tus articulaciones y tus músculos para el deporte que realizarás en las siguientes sesiones.

Retoma tu alimentación

En vacaciones es prácticamente imposible no caer en la tentación de los manjares gastronómicos de nuestro destino turístico, de las comidas con familiares y amigos o del simple “terraceo” de verano. Esto nos lleva a ganar algo más de peso, que si bien lo llevaremos de vuelta a su punto óptimo en cuanto recuperemos nuestra rutina de ejercicios, sí que puede hacer que nos sintamos más pesados y cansados en las dos primeras semanas tras las vacaciones.

De hecho el peso ganado (o perdido) durante las vacaciones es otro de los motivos por los que realizar de forma progresiva la reincorporación a la rutina de ejercicios. Ya que de esta forma nos permitirá adaptar los ejercicios al ritmo de nuestro organismo.

Por supuesto debemos regresar cuanto antes a nuestra rutina de alimentación saludable. Para ello recuerda lo que te contábamos en nuestro artículo: Come sano. Come bien.

Planifícate

De igual forma que si estuvieses preparándote para una competición deportiva, debes establecer metas. Puedes crear un calendario de ejercicios para que te sirva de orientación, que deberías tener en un lugar muy visible de tu casa. Puedes empezar con un plan de entrenamiento específicio, de 4 u 8 semanas que te haga más fácilmente alcanzar tus objetivos.

Imagina tu rutina como si se tratase de una enorme roca, es mejor subir a esta roca usando unas escaleras que subirla de golpe y a pulso. Estas metas siempre han de ser realistas y han de ser como los pequeños peldaños de esa escalera que te llevará de vuelta a lo alto de tu rutina de ejercicios.

El mejor consejo

Por supuesto, el mejor consejo de todos es que durante tus vacaciones no abandones del todo tu rutina de ejercicios (si ya lo has hecho apúntalo para la próxima ) y si así lo haces, siempre puedes practicar otro tipo de actividad física, como deportes al aire libre, estiramientos antes y después de la piscina, salir a correr por las mañanas, practicar senderismo o incluso algunas series de flexiones y abdominales al despertarte. Si nos lo proponemos siempre podremos encontrar un momento para practicar deporte saludable durante las vacaciones, y al mismo tiempo disfrutar de un momento de diversión y desconexión de nuestra rutina diaria.

Si no dejas de practicar deporte, el regreso a la rutina de ejercicios será más rápido y fácil de sobrellevar.

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



agosto 2, 2021 DeporteSalud

Deporte y personas mayores, elige el que mejor se adapte a tus gustos

Deporte y personas mayores, elige el que mejor se adapte a tus gustos

Cuando hablamos de deporte, normalmente pensamos en un hombre o una mujer joven, sin embargo, la actividad física es necesaria en todas las etapas de nuestra vida, también en la madurez. El único secreto para mantenerse activo consiste en adaptar la práctica deportiva que elijamos a nuestras necesidades de cada momento, de esta forma, los beneficios nos acompañarán durante toda la vida.

Está demostrado que los mayores que practican deporte se alimentan mejor, desarrollan una mayor autoestima y, en definitiva, gozan de mejor estado de salud tanto física como psíquica. Algunos de los beneficios de la actividad deportiva en personas mayores son:

  • El ejercicio, sobre todo el cardiovascular, incrementa la esperanza de vida y reduce los riesgos de enfermedades crónicas, muy frecuentes en personas de edad avanzada.
  • La práctica física mejora la musculatura y densidad ósea. Quienes realizan ejercicio sufren menos problemas articulares y tienen un riesgo menor de osteoporosis o pérdida de masa ósea.
  • Los efectos del deporte no solo afectan a nuestro físico, sino también, y de forma muy notable, a nuestra mente. Así, la práctica de ejercicio es muy beneficiosa para nuestra autoestima, las funciones cognitivas, reducir el riesgo de depresión o estrés y favorecer un sueño reparador y unas relaciones sociales fructíferas.
  • Hacer ejercicio se relaciona además con unos hábitos dietéticos saludables. Está comprobado que las personas que realizan algún tipo de deporte se alimentan de forma más equilibrada que las que siguen una vida sedentaria.

La actividad física debe adaptarse, lógicamente, a cada etapa de la vida. En el caso de las personas mayores, una práctica regular, de tres o cuatro veces por semana, y un ejercicio moderado de entre 20 minutos y media hora son más que suficientes. Eso sí, es importante a la hora de elegir tu deporte que evites aquellos que tienen más impacto en las articulaciones.
Caminar, tan sencillo como beneficioso

Muchas veces buscamos excusas para no realizar ninguna actividad física. Sin embargo, existen prácticas que están al alcance de todos o casi todos. Caminar es una de ellas y uno de los mejores ejercicios para las personas de edad avanzada. Todo son beneficios. No conlleva costes, no hace falta pagar un gimnasio, combate el sedentarismo y el riesgo de lesión es mínimo. Tres o cuatro días por semana, a buen ritmo y durante 40 minutos, son más que suficientes para que comiences a experimentar sus resultados. Puedes caminar solo o acompañado, incluso salir a la montaña y practicar senderismo con amigos. Al mismo tiempo que tus huesos te lo agradecerán, tendrás ocasión de hacer nuevas amistades.
Montar en bicicleta, seguro que todavía te acuerdas

Todos hemos montado en bicicleta de pequeños pero, por alguna extraña razón, tendemos a olvidarnos de este medio de transporte a medida que cumplimos años. El ciclismo es uno de los mejores ejercicios para las personas mayores. Puedes hacerlo al aire libre o con bicicleta estática. Mejorará tu resistencia física, fortalecerá tus articulaciones y músculos y reducirás el riesgo de fracturas.


Igual no lo sabes, pero bailar también puede ser un deporte

El baile aúna lo mejor de dos mundos. Beneficios físicos pero también mentales. Es una práctica ideal para mantener o perder peso, mejorar el equilibrio y ganar agilidad. Además, quienes lo practican notan cómo mejora su concentración y memoria y, en definitiva, su bienestar y armonía. Si te gusta bailar, este es sin duda tu deporte.
Natación, tu cuerpo no pesa en el agua

Los ejercicios en el agua, ya sea natación o aquafitness, son ideales para las personas de edad madura. El cuerpo en el agua pesa menos y nos podemos mover mejor y sin que nuestras articulaciones sufran.
Yoga, pilates o taichí, suaves pero muy eficaces

Son los deportes estrella para las personas mayores. El yoga, el pilates o el taichí aportan beneficios tanto en el cuerpo como en la mente. Físicamente, te ayudarán a mejorar en resistencia, flexibilidad, postura, energía y, en definitiva, en salud. Mentalmente, ganarás en concentración, estabilidad emocional, autoconocimiento, paz y, en resumen, en armonía.
¿Y si el golf fuese tu deporte?

Quienes comienzan a practicar el golf en la infancia no lo dejan nunca. A diferencia de otros deportes, el golf te puede acompañar en las distintas etapas de tu vida. En todas ellas, te aportará una sensación de bienestar. El golf regula la presión arterial y ayuda a mantener el colesterol bajo control, tonifica las articulaciones y contribuye a mejorar el equilibrio y la coordinación.

Ahora que tienes todas estas opciones es el momento de elegir. ¿Cuál es tu deporte?

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



La disfunción del suelo pélvico y la fisioterapia.

El suelo pélvico es el conjunto de músculos situados en la zona baja del abdomen y en la pelvis. Estos músculos se encargan de funciones como la continencia y el soporte de los órganos pélvicos, además de estabilizar la zona lumbar e intervenir en la postura.

 

 

La afectación de esta musculatura puede ocurrir en cualquier persona, pero es predominante en mujeres que hayan tenido uno o más partos. Por diversos motivos, hablar sobre este tema no es algo muy común y l@s pacientes ven disminuida su calidad de vida por vergüenza o desconocimiento de que existen formas de tratamiento muy efectivas y accesibles, como por ejemplo la fisioterapia.

¿Qué síntomas provoca la disfunción del suelo pélvico?

Los síntomas más frecuentes en las disfunciones que puede sufrir el suelo pélvico son:

  • Dolor lumbar y pélvico, tanto agudo como crónico.
  • Incontinencia urinaria, fecal o de gases.
  • Prolapsos de órganos pélvicos.
  • Disfunciones sexuales.

Todos ellos pueden ser tratados mediante técnicas de fisioterapia y ejercicio físico. Estas terapias deben estar pautadas por un/a profesional que realizará una historia clínica y una exploración física exhaustiva con el objetivo de personalizar la intervención y conseguir los máximos beneficios.

¿En qué consiste una primera sesión de fisioterapia de suelo pélvico?

  1. En primer lugar, se realizan una serie de preguntas tanto de carácter uroginecológico y obstétrico, como de afectación emocional y condición física actual.
  2. A continuación, se confirma la hipótesis planteada en la primera parte de la sesión con una valoración y exploración física.
  3. Por último, se diseña un plan de tratamiento con el que se pretende conseguir los objetivos del/la paciente gracias a las indicaciones y supervisión del/la fisioterapeuta.

¿Qué tipo de técnicas de fisioterapia se utilizan para el tratamiento del suelo pélvico?

Dependiendo de la persona y de los síntomas que presente se enfocará el tratamiento de una manera u otra. Algunas de las técnicas utilizadas son:

  • Consciencia anatómica de la zona.
  • Entrenamiento muscular, mediante ejercicios de Kegel dirigidos (contracciones de la musculatura del suelo pélvico) y uso de bolas chinas.
  • Masaje, terapia miofascial, estiramientos y tratamiento de contracturas musculares.
  • Entrenamiento conductual de las rutinas miccionales.
  • Electroestimulación.
  • Ejercicios abdominales e hipopresivos.

Conclusiones y beneficios de la fisioterapia en el suelo pélvico

En conclusión, la fisioterapia en el suelo pélvico es una herramienta muy efectiva y beneficiosa gracias a la cual se puede acabar con problemas como son la incontinencia y el dolor, además de disminuir y controlar los síntomas de los prolapsos en esta zona. Asimismo, sirve para mejorar el bienestar físico de mujeres que busquen quedarse embarazadas, siendo la intervención muy positiva tanto durante el proceso de la maternidad como en el postparto. Es por ello que dar visibilidad y ofrecer un buen servicio puede ayudar en gran medida a fomentar la comodidad, la salud y la autoestima de muchas personas.

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



julio 23, 2021 DeporteSalud

Actualmente la terapia INDIBA® activ está reconocida como uno de los tratamientos más rápidos y efectivos tanto en patologías agudas, crónicas, subagudas, dolor crónico, patologías osteoarticulares y musculares. Elegir Terapia INDIBA Activ significa elegir una Técnica Avanzada, científicamente probada y patentada, que está revolucionando el mundo de la fisioterapia de élite. En el corazón del método se encuentra un principio revolucionario que actúa de forma natural y no invasiva desde el interior del tejido biológico, activando los procesos antiinflamatorios y de reparación tisular del propio organismo, siendo un tratamiento totalmente fisiológico y sin contraindicaciones.

INDIBA® activ es una tecnología revolucionaria que reactiva los poderes naturales fisiológicos del metabolismo, transfiriendo la energía del interior del cuerpo hacia el exterior. Este sistema ha pasado a ser indispensable en los tratamientos de fisioterapia porque acelera de manera espectacular los tiempos de rehabilitación del paciente.

Se trata de un sistema de última generación basado en la elevación local de la temperatura de los tejidos sobre los que se trabaja (diatermia profunda), mediante la circulación de corrientes eléctricas de alta frecuencia (448 kHz). Al transformar la energía fría de alta frecuencia en temperatura, que no calor, se produce una estimulación de las células deterioradas por el paso del tiempo y los malos hábitos. Esto permite que estas recuperen sus funciones fisiológicas. El aumento de la temperatura en los tejidos se realiza de forma segura y no invasiva, sin producir fricción de las células y por ello sin destruir tejido. De esta forma, se provoca en el organismo una dilatación de los vasos sanguíneos con el consiguiente aumento de la circulación arterial, mejorando la oxigenación de los tejidos y el drenaje venoso.

¿Cuáles son sus aplicaciones y beneficios?
Las técnicas de Fisioterapia son fundamentales para obtener buenos resultados. A su vez, INDIBA®, activa la circulación a nivel linfático y sanguíneo, acelerando los procesos naturales de recuperación, con el fin de disminuir el dolor y reducir los tiempos de recuperación, con aumento de la circulación arterial, mejorando la oxigenación de los tejidos y el drenaje venoso. Por eso reduce la inflamación y el edema. Por otro lado, los resultados son inmediatos, fruto de la estimulación interna del organismo y la capacidad de regeneración del mismo. Aportando también una mejora de la movilidad articular.

Tratamiento de INDIBA Activ

Otra de las grandes ventajas que presenta este sistema es que disminuye el umbral del dolor, lo que produce en el paciente un efecto de bienestar desde la primera sesión. La utilización de INDIBA también proporciona un alto poder descontracturante que da elasticidad muscular, relaja el tejido y previene al organismo de posibles roturas fibrilares.

Se obtienen resultados en un menor tiempo, acorta los periodos de rehabilitación mejorando de forma asombrosa los procesos de pre y post-cirugías.

Es un aliado perfecto para la fisioterapia deportiva ya que su aplicación permite una rápida recuperación en:

Inflamaciones como las tendinitis, fascitis, epicondilitis.
Roturas fibrilares, fracturas óseas,
Cervicalgia, dorsalgia, lumbalgia, ciáticas, dolores inguinales.
Hombro doloroso, bursitis.
Pre y post-cirugía.
Esguinces o lesiones ligamentosas.
Así como en procesos degenerativos:

Artritis, artrosis, coxalgias, coxartrosis, gonalgias
Prótesis de rodillas
Fibromialgia, y dolor crónico.
Hay que destacar su uso en Fisioestética, debido a la activación del metabolismo celular, el restablecimiento de su equilibrio, y aumentando la temperatura interna en los tejidos tratados, se consiguen unos tejidos más sanos y de apariencia más joven. INDIBA activ mejora la circulación y reafirmación cutánea, disminuye las retenciones de líquidos, y la grasa localizada. Entre las indicaciones en Fisioestética están:

Reafirmación: flacidez cutánea, lifting contra arrugas.
Remodelación corporal: glúteos, senos, abdomen.
Celulitis: edematosa, fibrosa, adiposa.
Pre y post-cirugía: drenaje de edemas, reabsorción de hematomas, cicatrización.
Postparto: estrías.

La imagen puede contener: una o varias personas

 

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



julio 19, 2021 ActualidadSalud

 

Cuando hablamos de deporte, normalmente pensamos en un hombre o una mujer joven, sin embargo, la actividad física es necesaria en todas las etapas de nuestra vida, también en la madurez. El único secreto para mantenerse activo consiste en adaptar la práctica deportiva que elijamos a nuestras necesidades de cada momento, de esta forma, los beneficios nos acompañarán durante toda la vida.

Está demostrado que los mayores que practican deporte se alimentan mejor, desarrollan una mayor autoestima y, en definitiva, gozan de mejor estado de salud tanto física como psíquica. Algunos de los beneficios de la actividad deportiva en personas mayores son:

El ejercicio, sobre todo el cardiovascular, incrementa la esperanza de vida y reduce los riesgos de enfermedades crónicas, muy frecuentes en personas de edad avanzada.
La práctica física mejora la musculatura y densidad ósea. Quienes realizan ejercicio sufren menos problemas articulares y tienen un riesgo menor de osteoporosis o pérdida de masa ósea.
Los efectos del deporte no solo afectan a nuestro físico, sino también, y de forma muy notable, a nuestra mente. Así, la práctica de ejercicio es muy beneficiosa para nuestra autoestima, las funciones cognitivas, reducir el riesgo de depresión o estrés y favorecer un sueño reparador y unas relaciones sociales fructíferas.
Hacer ejercicio se relaciona además con unos hábitos dietéticos saludables. Está comprobado que las personas que realizan algún tipo de deporte se alimentan de forma más equilibrada que las que siguen una vida sedentaria.
La actividad física debe adaptarse, lógicamente, a cada etapa de la vida. En el caso de las personas mayores, una práctica regular, de tres o cuatro veces por semana, y un ejercicio moderado de entre 20 minutos y media hora son más que suficientes. Eso sí, es importante a la hora de elegir tu deporte que evites aquellos que tienen más impacto en las articulaciones.

Caminar, tan sencillo como beneficioso

Muchas veces buscamos excusas para no realizar ninguna actividad física. Sin embargo, existen prácticas que están al alcance de todos o casi todos. Caminar es una de ellas y uno de los mejores ejercicios para las personas de edad avanzada. Todo son beneficios. No conlleva costes, no hace falta pagar un gimnasio, combate el sedentarismo y el riesgo de lesión es mínimo. Tres o cuatro días por semana, a buen ritmo y durante 40 minutos, son más que suficientes para que comiences a experimentar sus resultados. Puedes caminar solo o acompañado, incluso salir a la montaña y practicar senderismo con amigos. Al mismo tiempo que tus huesos te lo agradecerán, tendrás ocasión de hacer nuevas amistades.

Montar en bicicleta, seguro que todavía te acuerdas

Todos hemos montado en bicicleta de pequeños pero, por alguna extraña razón, tendemos a olvidarnos de este medio de transporte a medida que cumplimos años. El ciclismo es uno de los mejores ejercicios para las personas mayores. Puedes hacerlo al aire libre o con bicicleta estática. Mejorará tu resistencia física, fortalecerá tus articulaciones y músculos y reducirás el riesgo de fracturas.

Igual no lo sabes, pero bailar también puede ser un deporte

El baile aúna lo mejor de dos mundos. Beneficios físicos pero también mentales. Es una práctica ideal para mantener o perder peso, mejorar el equilibrio y ganar agilidad. Además, quienes lo practican notan cómo mejora su concentración y memoria y, en definitiva, su bienestar y armonía. Si te gusta bailar, este es sin duda tu deporte.

Natación, tu cuerpo no pesa en el agua

Los ejercicios en el agua, ya sea natación o aquafitness, son ideales para las personas de edad madura. El cuerpo en el agua pesa menos y nos podemos mover mejor y sin que nuestras articulaciones sufran.

Yoga, pilates o taichí, suaves pero muy eficaces

Son los deportes estrella para las personas mayores. El yoga, el pilates o el taichí aportan beneficios tanto en el cuerpo como en la mente. Físicamente, te ayudarán a mejorar en resistencia, flexibilidad, postura, energía y, en definitiva, en salud. Mentalmente, ganarás en concentración, estabilidad emocional, autoconocimiento, paz y, en resumen, en armonía.

¿Y si el golf fuese tu deporte?

Quienes comienzan a practicar el golf en la infancia no lo dejan nunca. A diferencia de otros deportes, el golf te puede acompañar en las distintas etapas de tu vida. En todas ellas, te aportará una sensación de bienestar. El golf regula la presión arterial y ayuda a mantener el colesterol bajo control, tonifica las articulaciones y contribuye a mejorar el equilibrio y la coordinación.

Ahora que tienes todas estas opciones es el momento de elegir. ¿Cuál es tu deporte?

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, exterior y primer plano

INFORMATE EN CLÍNICA ZAFRILLA SERVICIOS MÉDICOS
PARQUE DE LA CONSTITUCIÓN Nº 5 B YECLA (MURCIA) 30510
TELF 968790891 / WHATSAPP 651820665
zafrism@teleyecla.com       www.clinicayecla.es



¿La manta eléctrica o una bolsa de hielo? Esa es la cuestión y no siempre tenemos claro qué es lo más recomendable en cada caso. El uso de la temperatura con fines terapéuticos es lo que se conoce como termoterapia, aunque en realidad este término hace referencia a la aplicación de calor, mientras que el de crioterapia se limita al frío.

Es importante saber exactamente cómo reacciona el organismo frente al aumento o descenso de la temperatura en una zona determinada. En general, el frío provoca un efecto vasoconstrictor y antiinflamatorio, por lo que, en principio, podría aplicarse para frenar la hinchazón y la aparición de un hematoma tras recibir un golpe o sufrir un traumatismo leve.

El calor, por su parte, provoca lo contrario, es decir, hace que lasvenas y las arterias se expandan, favoreciendo el flujo sanguíneo. Además, contribuye a la relajación muscular. En cambio, aplicarlo cuando no corresponde agravaría cualquier proceso inflamatorio, tal y como recuerdan los fisioterapeutas y entrenadores deportivos.

¿Cómo aplicar frío o calor cuando resulten conveniente?

A este respecto, el doctor Cristóbal Nuñez-Cornejo, coordinador del Grupo Especial Senior-SER (Sociedad Española de Reumatología @SEReumatologia) explica que la crioterapia, por su efecto analgésico y vasoconstrictor, se puede utilizar en cualquier situación articular y/o muscular dolorosa que pueda presentar, además, inflamación. No obstante, también señala algunas limitaciones importantes. Estaría contraindicado en el caso de padecer algunas patologías específicas, como las distintas vasculitis o la enfermedad o fenómeno de Raynod.

En cuanto al calor (baños de parafina, bolsas de agua caliente, uso de infrarojos…), tiene un importante efecto analgésico y podría ser un buen alivio frente al dolor, pero teniendo en cuenta que nunca debe aplicarse si existe algún tipo de derrame articular (líquido sinovial, por ejemplo) ni tampoco un cuadro clínico de artritis.

En general, antes de recurrir a estos métodos para mejorar los síntomas de cualquier dolencia, es importante la consulta previa con el especialista para actuar con total seguridad.

Respecto a la forma de aplicación, hay que recordar que tanto el frío como el calor pueden acabar quemando nuestra piel, por lo que no debemos aplicarlos directamente, sino con una toalla, una gasa o un pañuelo que sirva de protección. Tampoco podemos mantenerlos por tiempo indefinido. La clásica bolsa de gel, que sacamos del congelador, no debe estar sobre la zona más de 8 o 9 minutos. En el caso del calor, tampoco es recomendable mantener su aplicación más de 20 minutos seguidos.

Mariola Báez



Los errores en verano que probablemente podamos cometer, pueden ser de entre picar entre horas a comer más dulces

Con la llegada del verano, el calor y las vacaciones solemos tener una vida social más agitada, los horarios cambian, pasamos más tiempo fuera de casa, y eso comporta que cambiemos nuestros hábitos durante el día, incluso con la comida, ya que solemos comer peor.

¡7 cosas que no debemos hacer en verano!

Picar entre horas, beber alcohol, comer helados… son algunos de los errores que cometemos durante el verano y que no ayudan a nuestro cuerpo.

  • Picar entre horas

Al  no desayunar correctamente, al poco tiempo tendremos hambre y nos llevará a picar durante la mañana y consumir  galletas, bollería, dulces, salados….

Recomendación: Debemos tener a mano alimentos  saludables; si estamos en casa o en el trabajo es bueno recurrir al yogur con frutas o con frutos secos o gelatinas con frutas. Si estamos fuera, de caminata o excursión recurriremos a barras de cereales sin azúcares simples (darán más sensación de saciedad y no tendremos hambre enseguida).

  • Comer copiosamente en la cena

Muchas veces estamos fuera durante el día, comemos más frugalmente y por la noche para compensar realizamos una cena abundante.

Recomendación: Lo que comemos por la noche en exceso no llegaremos a quemarlo, por lo tanto tendremos más tendencia a aumentar de peso además de tener una digestión más pesada y prolongada que dificultará el sueño.

Debemos hacer una cena ligera con verduras y algo de proteínas, las ensaladas completas con aliños ligeros son un gran recurso además de su bajo coste.

  • Abusar del alcohol

Las terracitas y la salidas con amigos favorecen el consumo de alcohol con las consecuencias de todos conocidas, además de que favorece la deshidratación y aumenta el riesgo de insolación si bebemos bajo el sol.

La reina del verano es sin duda la cerveza, la opción light o 0% de alcohol disminuye aproximadamente un 30% las calorías totales.

Recomendación: Nunca beber alcohol en la playa, debemos hidratarnos principalmente con agua.

  • Excesivo consumo de helados

La venta de helados se dispara en verano por la necesidad de aplacar el calor con algo refrescante, pero cuidado por su alto contenido en azúcares simples y grasas.

Recomendación: Los helados de agua sobre todo los polos que podemos realizar en casa con zumos de frutas sin azúcar, o los de yogur de frutas desnatados con bajo contenido en azúcar son los más aconsejados.

  • Comer mucho fuera de casa

Es frecuente comer mucho fuera de casa sobre todo en vacaciones y esto es muchas veces causa del aumento de peso.

Recomendación: Elegir siempre platos sencillos, sin salsas, comenzar como primero con una ensalada variada cuidando el aliño, una proteína baja en grasas (pollo, pavo pescado) como segundo y reemplazar el postre por un yogur, una pieza pequeña de fruta o un café.

  • Excedernos en el consumo de alimentos light

Muchas veces y pensando en bajar o mantener el peso recurrimos a los alimentos light, pero si no miramos bien el etiquetado podemos tener sorpresas, ya que la industria baja uno de sus nutrientes pero aumenta otro. Así estos alimentos suelen tener más grasas o azúcares que su versión entera. Además, que pensando que engordan menos, consumimos más.

Recomendación: leer muy bien el etiquetado y respetar el tamaño de  la ración aconsejada.

  • Cenar frutas

Otro error muy frecuente estemos o no de vacaciones es cenar sólo frutas, creyendo que es bajo en calorías. Seguramente como es el único alimento, nos excedamos en cantidad, además por ser un alimento con mucha agua, comemos más para saciarnos.

Recomendación: la fruta contiene azúcares simples que al no quemarse se transforman en grasas y así se almacenan. Debemos consumirlas en desayuno, media mañana y merienda, pero no por la noche.



La generación de lesiones musculares se asocia frecuentemente a la ausencia de un adecuado calentamiento o incluso al frío, pero el calor intenso también produce este tipo de padecimiento. Con incrementos de temperatura, los calambres son un gran riesgo para los atletas.En la práctica, todos estamos expuestos a las lesiones, también durante el verano. Lo peor de los calambres es que ocurren de forma súbita, y para evitarlos solo podemos hacer elongaciones y calentar. Las contracciones involuntarias de músculos se pueden dar antes, durante o después de la actividad física.

El calor también puede generar malestar

Hasta ahora hemos entendido que ‘calentar’ los músculos prevé la producción de lesiones. Ahora bien, una cosa es la elongación y otra muy diferente la temperatura corporal. El hecho es que el calor corporal extremo también puede producir padecimientos musculares.Con ello, hacer ejercicio en altas temperaturas puede acarrear lesiones musculares. Otro problema está en la incapacidad del cuerpo para deshacerse del calor mediante el sudor y el ejercicio. Este estado incrementa el riesgo de que suframos calambres.La deshidratación y pérdida de electrolitos es otra causa de este padecimiento. Los calambres de calor pueden durar minutos, ser esporádicos y hasta mantenerse por cierto tiempo. Por lo general, estas contracturas afectan con frecuencia a las piernas.

Como tratar las lesiones musculares por temperatura alta

La elongación a lo largo de la actividad es la primera medida a implementar. La misma debe ser completa: si una zona muscular es olvidada automáticamente se hace propensa a contraerse involuntariamente.Si estamos sometiéndonos a altas temperaturas, lo correcto es dirigirnos a un sitio de clima más templado. Si por ejemplo corremos bajo el sol, lo mejor será ejercitarnos bajo una sombra. En algunos casos, cambiar la práctica deportiva a un horario más fresco será conveniente.Otra medida importante es ingerir agua constantemente. Una hidratación adecuada previene lesiones musculares por falta de electrolitos. Tomar bebidas energéticas o deportivas también puede ayudar.

Tratamiento para las lesiones musculares generadas por el calor

Cuando ocurre un episodio de lesión por altas temperaturas, debemos guardar la calma. Al igual que en cualquier tipo de contractura, respirar y encontrar una posición cómoda debe ser nuestra primera acción.Estirar la extremidad afectada es el siguiente paso. También es muy positivo efectuar masajes simples para ayudar a que el musculo de distienda. Esto lo podemos hacer nosotros mismos o con ayuda de otra persona.Si la sensación de lesión dura mucho tiempo, lo correcto es dirigirnos a un servicio sanitario de urgencias o a un especialista médico. Cuando un deportista sufre constantemente de este padecimiento, debe tener cuidado con tener una lesión grave, acentuado el riesgo por el calor.El agotamiento extremo y los golpes de calor pueden afectar a las personas que tengan problemas de deshidratación. De hecho, tener lesiones musculares por altas temperaturas a menudo es un síntoma que nos previene de otros males.

COLEGIO OFICIAL FISIOTERAPEUTAS REGIÓN DE MURCIA


Clinica Zafrilla Yecla

En Clínica Zafrilla Servicios Médicos nuestro objetivo ha sido y es utilizar todos nuestros conocimientos para conseguir el bienestar físico y mental de todos nuestros pacientes.

Clinica zafrilla. Todos los derechos reservados